Foto salud-laboral-valencia
Sin comentarios 483 veces visto

Las muertes laborales y las “soluciones” del capitalismo… ¡Más Madera!

Trabajar salarialmente es una necesidad. Mas de 20 millones de personas estan ocupadas, trabajan, tienen empleo en el Estado espanol. Se producen bienes, riqueza para la sociedad. Lo que no esta incorporado en el contrato laboral no libre sino obligatorio, es que el hecho de trabajar suponga ser enfermado o muerto ante la necesidad de encontrar un salario.

A diario, una media de 4,5 trabajadores ven truncadas sus vidas en las diferentes actividades: la industria, el campo, la construccion, los servicios, como tambien cientos de miles de personas anualmente, sufren accidentes muy graves, graves y lesiones invalidantes, precisamente por trabajar. Su trabajo, sus tareas, son organizadas y controladas por los empresarios y los directivos y jefaturas en las cuales delegan.

La Ley, el Estatuto de los Trabajadores, Ley de Prevencion de Riesgos Laborales, obliga a los empresarios a tutelar la salud y la vida de los millones de personas asalariadas. La garantia de la vida, el derecho a la vida y la salud de las personas asalariadas se burla a diario, al condicionar las mismas a la logica de la eficacia economica.

La garantia de la vida, el derecho a la vida y la salud de las personas asalariadas se burla a diario, al condicionar las mismas a la logica de la eficacia economica.

Si la responsabilidad en la organizacion del trabajo corresponde al empresario y las muertes se producen como consecuencia de trabajar: contratos precarios, contratos vaciados de derechos, destajos, ritmos freneticos y estresantes, tiempos de desplazamiento cada vez mas grandes donde se obliga a la utilizacion de coches; presiones y violencia (moobing) en la organizacion del trabajo; autoritarismo y ausencia de democracia laboral, etc., solo existen unos responsables, LOS EMPRESARIOS y el poder politico (ejecutivo y legislativo).

La sociedad acepta la muerte en los “tajos”, como un hecho “normal”, y lamentan dichas muertes desde la hipocresia, sin interrumpir la produccion, el trabajo precarizado y la ausencia de condiciones dignas que protejan la vida y la salud de las personas trabajadoras, porque la logica de la eficacia economica capitalista es sacralizada hasta creerla inmutable y ademas, inevitable.

Esta conciencia en la sociedad se ve agravada por las campanas institucionales, las cuales senalan en sus esloganes la escision existente en la conciencia social: por una parte que el riesgo en el trabajo es evitable, prevenible e inaceptable socialmente y, por otra, que el modelo economico-politico que comporta la economia de mercado (capitalismo) situa el trabajo y sus consecuencias (accidentabilidad, morbilidad, mala salud, etc.) en el campo de lo inevitable[1].

El Riesgo por el hecho de trabajar y el grado de aceptabilidad de este o su contrario, su rechazo.

Las clases asalariadas, en cuanto trabajadoras por cuenta ajena y cuenta propia y como ciudadanos/as con “derechos” exigen un determinado modelo social y, en consecuencia, productivo y de distribucion de mercancias, que les asegure rentas, posibilidades de movilizarse en el entorno en el cual operan y desarrollan su vida y acceder a cuantos mas productos mejor y al mejor precio.

El riesgo (por el hecho de trabajar) es un hecho objetivo, medible y cuantificable y ademas, categorizante (trabajadores jovenes, precarios, de tal o cual sector, de afectacion en determinadas partes del cuerpo, etc.). El riesgo en las sociedades post-industriales, es decir desarrolladas y economicamente dinamicas, traspasa los muros de las fabricas, de las oficinas o de las casas (tele-trabajo) y se convierte en un riesgo social.

Hablar de salud laboral en estas sociedades avanzadas, tiene el pequeno inconveniente de esconder mas de tres partes de la realidad, la que corresponde a sociedades condenadas a enfermedades que anulan la vida[2] (carencia de alimentos, habitat, agua, esquilmacion de recursos, carencia de trabajo, guerras, etc.) y por lo tanto, bueno es que partamos de este hecho, pues, parece que un acoso psicologico en el trabajo ?aqui y ahora-, fuera el “ultimo invento revolucionario del sindicalismo…”

Lo desagradable, aunque real, es que el personal acepta el riego (por el hecho de trabajar) como habitual y, ademas, considera el mismo como inevitable. Las respuestas ante la muerte de trabajadores/as en el mundo laboral (accidentes mortales), carecen de conflicto suficiente y fuerte y, se traslada la oposicion o negativa ante este hecho tan negativo (terminar con la vida de personas humanas) a meras manifestaciones formales de dolor (minutos de silencio, concentraciones, comunicados).

La logica dominante que rige es la de la eficacia y, esta requiere de la competitividad como categoria sagrada del proceso de acumulacion de capital, cualquier otra logica, por ejemplo, producir para cubrir necesidades sociales para todos y todas, suele ser una anomalia de unos cuantos “ilustrados” y otros tantos convencidos.

Esta logica de la economia de mercado (acumular capital, para producir y producir y, asi acumular mas capital), muy bien “armada” en las sociedades avanzadas, de democracia representativa, nos lleva a la “democratizacion del riesgo” desplazando el riesgo (por el hecho de trabajar) hacia las zonas mas desiguales, menos libres de las relaciones salariales:

Las personas asalariadas con mayores tasas de siniestralidad y accidentabilidad y que asumen mayores riesgos, son quienes trabajan en los sectores de servicios, sobre todo en el transporte por carretera, trabajos al aire “libre”, y quienes no tienen una relacion juridico-formal directa con las empresas principales. Trabajadores/as de contratas que prestan servicios para grandes empresas de cualquier sector.

Las personas asalariadas con mayores tasas de siniestralidad y accidentabilidad y que asumen mayores riesgos, son quienes trabajan en los sectores de servicios, sobre todo en el transporte por carretera, trabajos al aire “libre”, y quienes no tienen una relacion juridico-formal directa con las empresas principales.

Nos encontramos en consecuencia con un planteamiento “democratico”, un aumento del riesgo (por el hecho de trabajar y por el hecho de vivir socialmente) hacia aquellas zonas menos “protegidas” de las relaciones salariales, cuya desproteccion laboral y social se encuentra en relacion directa con la precariedad contractual y la precariedad de las condiciones de trabajo, en el seno de una “sociedad que cada vez mas se aferra mas y mas, al valor supremo de la seguridad”.[3]

La crisis sistemica agudiza y consolida la democratizacion del riesgo.

§? Las zonas mas protegidas juridica y sindicalmente del mundo del trabajo disminuyen de manera significativa en los anos de “crisis en crisis…hasta la crisis “final”: miles y miles de trabajadores/as, de sectores industriales sindicalizados y contractualmente protegidos, abandonan “voluntaria” o de manera obligada, el mundo laboral.

§? Las personas trabajadoras que quedan en las zonas reestructuradas empeoran “voluntariamente” sus condiciones salariales y sus condiciones de trabajo: menos trabajadores trabajan mas horas, cobran menos y flexibilizan su tiempo de trabajo en funcion de la demanda, sacrificando “voluntariamente” su conciliacion con la vida social y familiar.

§? Estas zonas protegidas, desaparecen y son suplantadas por modelos de relaciones laborales, donde el trabajar mas tiempo (horas de trabajo), trabajar en cualquier condicion (flexibilidad interna), se convierte en la norma y las condiciones de trabajo, asi como el riesgo, se desprotegen para instaurar la sobre explotacion de las personas. Existe cierta relacion entre salud y procesos de reestructuracion, tanto en lo que se refiere al propio proceso, como a los efectos posteriores (reestructuracion, trabajo temporal, de inferior cualificacion, fuera del sector de procedencia, los propios efectos en las condiciones de trabajo de aquellos trabajadores que permanecen en el sector o la empresa…).

§? En cuanto en tanto, la salida a las crisis se hace sobre una mayor precarizacion de las condiciones de empleo, los costes en terminos de salud son elevados y a la vez “escondidos” a la sociedad, pues a esta solo se le muestra que hay menos “muertos/as”.[4]

§? La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo dice algo tan obvio que resulta angelical... “La crisis financiera puede llevar a las companias a ignorar o minimizar la importancia de la seguridad y la salud en el trabajo. Se corre el riesgo incluso de que las empresas se planteen recortar las inversiones en seguridad y salud en el trabajo”.

§? La “des-socializacion“ que sufren millones de trabajadores/as al perder el empleo (derecho fundamental o categoria central para millones de personas como elemento central de socializacion), a la vez que la cada vez menor seguridad juridica del contrato obliga a una determinada conciencia en la persona asalariada, de hacer depender sus derechos, incluida la salud (derecho fundamental), a la unica voluntad que cuenta como elemento de orden social-politico, la empresarial.

§? La cadena de consecuencias, tanto por la fragil seguridad juridica del contrato, como por la absoluta libertad de desprenderse del mismo, no solo disciplina al trabajador, sino que le crea una conciencia donde el trabajar en cualquier condicion (accidentabilidad, ansiedad, disociacion, siniestralidad, agresiones a su salud mental social y biologica) considera que lo importante es trabajar y su seguridad fisica su salud, pasa al plano de la ”causalidad“, a ver si hay suerte y no me toca a mi.

§? Las crisis financiera y economica, climatica, provocan una nueva situacion social que afecta a las personas trabajadoras. La incertidumbre del entorno hace dificil predecir lo que ocurrira, incluso la cuestion de si se mantiene o no el puesto de trabajo.

§? La ambiguedad de la situacion produce el desequilibrio entre la gran cantidad de informacion sobre las crisis que aparece en los medios de comunicacion que contrasta con habitualmente escasa informacion y la inminencia de una posible perdida del puesto y/o condiciones dignas de trabajo:

o?? Precarizacion de las condiciones de trabajo

o?? Preocupacion / Panico

§? Cuanto mas tiempo se mantenga la situacion de crisis -parece muy poco probable que esta vaya a desaparecer-, provocadora del estres, mayor sera el desgaste para el individuo. Este hecho da lugar a un descenso de la motivacion durante la jornada laboral, aumentando el riesgo de problemas psicosociales dentro del entorno laboral. Este tipo de estres produce enfermedades cardiovasculares y lesiones musculo-esqueleticas.

Mientras no se reevalue la vida humana frente a la falsa logica de cualquier sistema de produccion, es decir, producir por producir, la muerte en los tajos nos recuerda a diario que la sociedad “ha optado” por la inhumanidad del capital, renunciando a garantizarse la vida y la salud.[5]

Las personas somos sujetos y tenemos que exigir que el trabajo se organice pensando en las personas que trabajamos y defendiendo la vida y la salud.

[1] Andres Bilbao “El accidente como anomalia”

[2] Cada ano mueren en el mundo 2.200.000 trabajadores (OIT) y debieramos pensar mas en nuestro cotidiano hacer que un altisimo porcentaje de dichas muertes se producen como consecuencia de la “externalizacion del riesgo” que los paises ricos, desarrollados, opulentos, realizan.?

“?Que otra causa, ni guerras tan siquiera, ocasionan tanto sufrimiento y tanta muerte? (Angel Carcoba) Nos encontramos en el mundo de las formas, donde nos quitan salarios suficientes (producto de nuestros trabajos), nos deslocalizan actividades y empleos para explotar (aun mas) y matar mas facilmente a trabajadores/as con otras culturas, con otras insuficiencias. Es una de las manifestaciones mas brutales humanas de una delincuencia “fria, calculada y aceptada socialmente”, que los italianos los denominan “homicidios blancos”, y los ingleses “asesinatos de corporacion”.

[3] Gran parte de los accidentes mortales y graves, se producen en las zonas mas precarias de las relaciones contractuales: contratas subcontratas, jovenes descualificados, inmigrantes, etc.

[4] La menor mortalidad no obedece, como seria de desear, a una mejor prevencion o politicas de salud laboral que primen la vida por encima de cualquier otro factor, sino que esta menor mortalidad, solo responde a la menor actividad o decrecimiento cuantitativo de la misma.

[5] Distintos estudios senalan que las personas trabajadoras son conscientes de los riesgos que conlleva el trabajo y que inclusive pueden no solo enfermar, sino perder la vida, pero a continuacion, en respuesta a esta percepcion se anade que… “es lo que hay” y tienen que aceptar el riesgo como algo inevitable.

?


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/alkimia/las-muertes-laborales-y-las-soluciones-del-capitalismo-mas-madera

Recomendados

Profesores, estudiantes y familias se manifiestan en Huelva contra la LOMCE y los recortes en educación.

Profesores, estudiantes y familias se manifiestan en Huelva contra la LOMCE y los recortes en educación. [...]

CGT acusa al alcalde de Martín de la Jara de “prácticas antisindicales”

La Federación Local de CGT de Martin de la Jara acusa al alcalde de esta localidad de la Sierra Sur sevillana de práctic [...]

La Junta de Andalucía ofrece al INFOCA cooperar en el transporte de personas, materiales o alimentos

Actualmente no se dispone de EPI de emergencia sanitaria para las intervenciones relativas a incendios forestales, que son ya absolutamente imprescindibles [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es siete + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.