Foto imagen21405-0-original
Sin comentarios 1786 veces visto

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada podrían perder hasta 60 profesionales a partir de agosto.

CGT insta al Gobierno municipal a mover ficha cuanto antes y que cumpla sus promesas de reforzar con personal el Área de Derechos Sociales.

l sindicato CGT ha advertido en un comunicado que, si el Ayuntamiento no emprende la creación en plantilla de las 60 plazas en cuestión, los Servicios Sociales municipales perderán en septiembre y de un día para otro al 30 % de su plantilla. El sindicato considera que sería muy grave para la ciudadanía y que el alcalde Paco Cuenca no puede mirar para otro lado mientras las personas más vulnerables se quedan sin herramientas para mejorar sus vidas.

Los profesionales de los que habla la organización sindical son los pertenecientes al Plan Local de Inclusión en Zonas Desfavorecidas (PLIZD) que trabajan en los distritos de Beiro, Zaidín y Norte, siendo puestos de trabajo social, psicología, educación social o auxiliares administrativos los que se verían afectados. Estos puestos, en la actualidad están cofinanciados entre la Junta de Andalucía (80 %) y el Ayuntamiento de Granada (20 %) y llevan con esta labor desde el año 2018 en que se inició el Programa. La Junta de Andalucía comenzó a financiar estos programas locales para trabajar en zonas desfavorecidas hace más de treinta años y han ido llamándose de distintas formas y teniendo diferentes configuraciones financieras. En la actualidad, estos programas locales se encuentran dentro de la ERACIS, que es la manera en que la Junta de Andalucía consiguió financiación europea para continuar con el trabajo en estas zonas deprimidas de Granada y toda Andalucía. Los fondos europeos se acaban y la Junta de Andalucía ya ha anunciado que los programas no continuarán hasta que vuelva a haber financiación europea, que se prevé dentro de un año y medio o dos.

Para CGT, resulta escandaloso que necesidades básicas y estructurales de los municipios sigan cubriéndose con programas temporales precarios que sufren siempre estos altibajos. Por eso, el sindicato insta al Ayuntamiento a no mirar para otro lado y asumir a estos profesionales como lo que son, según el sindicato, personal estructural municipal. CGT opina que sería la oportunidad perfecta para que Paco Cuenca y la Concejala de Derechos Sociales Nuria Gutiérrez cumplieran con su palabra y compromiso expresado siempre al colectivo de Servicios Sociales de reforzar con personal y recursos el Área de Derechos Sociales, que lleva años reivindicando que cada vez se asumen más necesidades ciudadanas con menos personal y está generando una situación insostenible en los Centros de Servicios Sociales Municipales y que no podrían aguantar una pérdida de alrededor del 30 % de la plantilla, ha explicado el sindicato.

 

Secretaría de Comunicación
CGT - Federación Provincial de Granada

Recomendados

EGIPTO: Huelgas por todo el país, [email protected] [email protected] en lucha

EGIPTO: Huelgas por todo el país, [email protected] [email protected] en lucha Los movimientos de huelga y protesta, llevados en varias [...]

El desalojo de Can Vies incendia Sants y la protesta salta a otros barrios y ciudades

Crónica de la noche del martes 27 en la que los vecinos del barrio de Sants se manifestaron por segundo día consecutivo [...]

Concentración por la readmisión del compañero de CGT Víctor, en Granada

Este próximo viernes volvemos a concentrarnos en la Plaza del Carmen de Granada de 10:00 a 11:00 horas, coincidiendo con [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + cinco ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.