Foto WhatsApp-Image-2021-11-26-at-101110-AM
Sin comentarios 594 veces visto

AMAYA se moviliza reclamando la antigüedad y la estabilidad laboral de la plantilla

El sábado 27 de noviembre todos los sindicados con representación en la Agencia de Medio Ambiente y Agua han convocado una manifestación por las calles de la ciudad de Sevilla para reivindicar la retribución de la antigüedad en el ente público y la estabilidad laboral de la plantilla. La manifestación iniciará su recorrido en la Plaza Nueva a las 12 h y concluirá en el Palacio de San Telmo, sede del gobierno de la Junta de Andalucía.

Según informa el Comité Intercentros de la Agencia de Medio Ambiente y Agua la manifestación forma parte de un calendario de movilizaciones más amplio que fue acordado por todas las secciones de AMAYA, ente público que integra el dispositivo INFOCA, el pasado mes de octubre. Los aspectos que centran las reivindicaciones son: en primer lugar, la recuperación de la retribución de la antigüedad y, en segundo lugar, la estabilidad de plantilla.

Al respecto de la retribución de la antigüedad los sindicatos del ente público manifiestan que la plantilla de AMAYA tiene el mismo derecho que cualquier trabajador público andaluz a ver reconocida la antigüedad del servicio en su salario. En este sentido señalan que no están dispuestos a seguir sufriendo esta situación de agravio comparativo y reclaman la recuperación de la retribución de esta antigüedad previamente a la negociación de un nuevo convenio colectivo. Igualmente indican que la propia Carmen Crespo, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, manifestó públicamente durante la pasada campaña electoral la necesidad de que la plantilla de AMAYA recuperara la antigüedad y exigen el cumplimiento de su compromiso pasados tres años de su nombramiento en el cargo.

En lo referente a la estabilidad laboral de la plantilla comunican que las movilizaciones coinciden con la salida de los trabajadores de INFOCA (eventuales e indefinidos no fijos discontinuos) después de la campaña de alto riesgo. Según los sindicatos de AMAYA es imprescindible la cobertura del dispositivo INFOCA al 100% durante todo el año, dado que incendios como el sucedido este verano en Sierra Bermeja demuestran la importancia de la prevención del riesgo de incendios en invierno, frente a los riesgos y el coste económico y medioambiental que supone centrar los esfuerzos del dispositivo únicamente en verano. Sobre esta cuestión señalan que además consideran completamente injustificado dejar sin trabajo a 700 compañeros durante 8 meses al año. La demanda de estabilidad laboral se extiende también a otros colectivos como los indefinidos no fijos de estructura y medio natural, que según manifiestan llevan años sufriendo situaciones de inseguridad, discriminación y agravio comparativo. También en el marco de la estabilidad laboral, los sindicatos consideran fundamental el mantenimiento, con medio propio, de todas las actividades propias de AMAYA, para lo cual valoran la necesidad, como mínimo, de la recuperación de las tasas de reposición más allá del colectivo INFOCA.

Si bien estas son las principales reivindicaciones que centran las movilizaciones convocadas, los sindicatos de AMAYA también incluyen en sus demandas otros aspectos básicos.

En primer lugar, destacan la necesidad de puesta en valor del servicio público que realizan las personas trabajadoras de AMAYA, que implica la garantía de no privatización de los servicios y actividades que se realizan en el ente público. Sobre este tema reiteran su repulsa frente a los diagnósticos y conclusiones que se reflejaron en las auditorías “independientes” de los entes públicos instrumentales, concretamente las relativas a AMAYA, al igual que frente a algunas de las declaraciones vertidas por personas que ocupan cargos de muy alta responsabilidad en el gobierno andaluz. En segundo lugar, reclaman habilitar, de una vez por todas, una segunda actividad digna para los bomberos forestales que llevan décadas de servicio público, hacia los cuales el gobierno andaluz parece que únicamente tiene voluntad de amenazar mediante auditorías que recomiendan su despido objetivo. En tercer lugar, solicitan que el ejecutivo andaluz contribuya también a la aprobación definitiva del Estatuto del Bombero Forestal a nivel nacional, única vía para garantizar la aplicación de coeficientes reductores que reconozcan las condiciones laborales de los bomberos forestales.

Por último, señalan que la voluntad de negociación de estas cuestiones por parte del gobierno andaluz ha sido hasta la fecha nula, más allá de anuncios y reuniones de cara a la galería, que en algún caso incluso valoran como surrealistas por cómo han sido llevadas a cabo. A este respecto, anuncian que pretenden dar continuidad a las movilizaciones iniciadas si no perciben claramente la voluntad real de negociación por parte del ejecutivo andaluz, para lo que le exigen sentarse a hablar de una vez por todas, seriamente, sobre la antigüedad y sobre la estabilidad laboral de la plantilla.

Recomendados

¿Cómo me va a afectar la subida del SMI a 950 € en 2020?

Desde CGT respondemos algunas cuestiones relativas a la subida del SMI en 2020 [...]

El Grupo Konecta tiene más de 4.000 empleados/as sin medidas preventivas ante la pandemia

La empresa Grupo Konecta, de nuevo en el punto de mira. El Gobierno le “asigna de urgencia” la campaña de información para la ciudadanía sobre CORONAVIRUS, mientras tiene a sus más de 4000 empleados/as faltos de medidas preventivas ante tal pandemia. [...]

AENA, racanea en los servicios auxiliares del aeropuerto de Málaga

Tras una inversión multimillonaria en la construcción de la nueva terminal del aeropuerto de Málaga, AENA escatima y rac [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es ocho + ocho ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.