Foto Portada--copiaJPG
Sin comentarios 688 veces visto

Barricada de Papel Nº 42. Renovables sí, pero no Así

El rastro de sus cenizas

Me abruma la osadía humana que falta el respeto hacia sus semejantes, el resto de seres vivos y el planeta, nuestra casa, el lugar en el que pasamos nuestra vida.

La naturaleza nos dota de los elementos básicos y esenciales para subsistir. Elementos que por su codicia y egoísmo, el ser humano destroza y desequilibra, ignorando verdaderas alternativas a la polución o modelos energéticos integradores y respetuosos con nuestro entorno, que garanticen un hábitat saludable y sostenible en este mundo que se deteriora, fundamentalmente por ambiciones económicas particulares, sin importar como afecta al resto de personas, animales o plantas que cohabitamos aquí.

El desequilibrio resultante de cada atentado está teniendo sus consecuencias y pueden ser irreversibles si no actuamos en común.

El planeta se desestabiliza, pierde su equilibrio en una balanza en la que el capital arrasa lo que toca y nos sitúa en situación de indefensión y debilidad, frente a actuaciones criminales sobre las que no reaccionamos o si lo hacemos, lo hacemos tarde, mal y de manera desestructurada, sin respuesta unánime, firme y estable en el tiempo.

Detrás de cada firma hay una persona, detrás de cada decisión múltiples consecuencias, detrás de cada atentado a la naturaleza, la pérdida de ingentes formas de vida y degradación de la casa común.

El planeta, el mundo, la tierra no es de unos pocos explotadores de lo ajeno en pos de sus beneficios. Somos muchas personas, más que ellos, para defendernos de sus egoísmos y defender también al resto de seres indefensos que comparten con nosotros espacios en cada rincón del globo, porque ¡No somos los únicos con derecho a la vida!, pero sí como especie humana, la única facultada para enfrentarnos a ellos. Se nos hace tarde, si no orquestamos respuestas inminentes desde la unidad.

Ojalá que cada firmante de un destrozo de nuestro entorno natural o de la vida de otros seres se encuentre cara a cara con su conciencia, que le recuerde lo insignificante que es a pesar de sus faltas de respeto, su osadía, aunque sea en el último momento antes de abandonar su cuerpo, dejando como legado el rastro de sus cenizas.

 

Carol Garrido, desde mi ventana al mundo

 

 

Archivos Adjuntos

Recomendados

Barricada de Papel nº8 del 5 de mayo de 2017.

Barricada de papel nº8 del 5 de mayo de 2017 con la valoración del 1º de Mayo y manifiesto del 27 de mayo. [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + uno ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.