Foto 1concentracionresidenciasescolaresCGT14-4-21
Sin comentarios 539 veces visto

El personal laboral de la residencia Virgen de las Nieves denuncia a la Junta

El sindicato CGT manifiesta que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía no está respetando los derechos recogidos en las normativas laborales.

Las personas trabajadoras de la residencia Virgen de las Nieves, tras la negativa a sus reclamaciones por parte de la Delegación de Educación de Granada, han denunciado en fiscalía la vulneración de derechos reconocidos y consolidados, como son los días de asuntos particulares y los días adicionales de vacaciones por razón de antigüedad.

Se incumple el VI Convenio Colectivo y lo establecido en el art. 48 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.

Tampoco se respeta lo establecido en BOJA 120, de 24 de junio de 2016, por Acuerdo de Mesa General de 2 de junio de 2016, ni en el Acuerdo del Consejo de Gobierno, de 8 de marzo de 2016.

La Resolución de 22 de enero de 2021, de la Dirección General de Trabajo y Bienestar Laboral, sobre días adicionales de vacaciones así refrenda este derecho, que aquí se ve vulnerado.

El mismo Consejero de Educación, señor Fco. Javier Imbroda, reconoció este derecho hace unos días ante una pregunta parlamentaria; pero la realidad es que no se cumple la normativa por parte de la dirección de esta y otras residencias escolares de Granada.

El deterioro en las condiciones laborales es continuado y progresivo; y quienes representan a la clase trabajadora en las mesas de negociación del personal laboral de la Junta de Andalucía, no se están posicionando con firmeza ante este hecho; ni en la calle tampoco.

En CGT se preguntan por qué los sindicatos participantes en la Mesa de Negociación, no han exigido la actualización del VI Convenio Colectivo del personal laboral, que data del año 2002, y debiera haber sido renovado en el año 2006; y se parchee el actual con medidas que derogan derechos vigentes.

Exigimos una respuesta también a los denominados “interlocutores sociales”, cómodos con estas Administraciones que les dan millones de euros para su actividad sindical y para cursos de formación que pagamos todos y todas. CGT está en contra de las subvenciones públicas a sindicatos.

Dan el ejemplo de la rana que se introduce en un recipiente con agua, que se va calentando poco a poco. La rana se cuece sin que salga del recipiente. Eso mismo está ocurriendo con los Derechos Laborales recogidos en Convenio.

Desde el sindicato CGT creemos que las direcciones han de estar vinculadas a la evaluación del desempeño; siempre buscando la eficiencia y el bienestar general.

Las estructuras de trabajo autoritarias, en las que las decisiones sean impositivas y poco dialogantes; donde no se permite dar voz e interlocución a quienes se ven sometidos a ese poder, generan modelos de relaciones laborales y sociales verticalizados, poco democráticos y carentes de la sinergia necesaria para evolucionar, mejorar y adaptarse a las necesidades, retos y proyecto de presente y futuro.

Esto ocurre cuando no hay un contrapoder o fuerza que contrarreste, module o frene las medidas o actuaciones que excedan lo adecuado por parte de quien manda o dispone.

Desde CGT pedimos que se respete lo firmado por parte de la Administración; que se ocupen todas las vacantes según los procedimientos vigentes, como es la puesta en marcha de la llamada Bolsa Única Común, que lleva un año sin implementarse.

No sirven parcheos, como el anunciado recientemente por la Junta de hacer contratos con límite de tiempo prefijado para necesidades puntuales y ahorrarse pagar salarios en periodos de vacaciones y que ahondan en la inestabilidad laboral.

Referencia, a este respecto, el varapalo judicial recibido por la Junta de Andalucía, por motivo de las contrataciones “express” de personal laboral y funcionario, que implementó la Administración de la Junta para hacer contrataciones mediante el procedimiento de enviar un correo electrónico. Es otro ejemplo más de la chapuza y formas incorrectas de proceder ante el reto de modernizar la Administración Autonómica, creando empleo de calidad y con derechos.

La estabilidad en el empleo ha de ser una prioridad máxima. Para ello se ha de estudiar el modelo a lograr, estudiar las necesidades de la ciudadanía y contar con la experiencia de las personas que vienen desarrollando su labor para y por la mejora del servicio público. Son necesarias las ofertas anuales de empleo público, así como concursos de traslados continuados en el tiempo, que fomenten la reunificación familiar y laboral.

El dinero público ha de ser para generar trabajo y beneficio público. El trabajo ha de enmarcarse bajo las premisas de la dignidad y el respeto, tanto a las personas como a los derechos y acuerdos establecidos.

Recomendados

Los Mossos detienen a la secretaria de organización de CGT-Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana a la secretaria de organización de la federación local de CGT Barcelona, [...]

Marea Verde convoca Paros Parciales en Educación 26 noviembre, 4 y 12 diciembre. Aclaraciones de CGT sobre legalización y servicios mínimos

La CGT a petición de la asamblea de la Marea Verde de Granada ha formalizado la cobertura legal de los Paros Parciales, [...]

CGT denuncia la situación de discriminación e incumplimientos en la empresa ALHAMBRA-BUS

En el día de ayer, 14 de mayo, CGT Granada convocó ante la sede del ayuntamiento una concentración de protesta para denu [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + seis ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.