Foto jgeoebplbpgemgnf
Sin comentarios 547 veces visto

Ya quedan once meses del “año europeo del ferrocarril” y RENFE cumple ochenta años

Enero 2021 ha transcurrido con nuevos ataques directos del Gobierno al ferrocarril público y social mientras RENFE por su cumpleaños oferta billetes de AVE a 15 euros, de otros trenes no.

Cuando el Consejo de Europa designó 2021 como el Año del Ferrocarril con la supuesta finalidad de fomentar este modo de transporte ecológico, seguro e innovador como elemento fundamental de la transición hacia una movilidad sostenible e inteligente, no contaba con la desidia y el afán demoledor del ferrocarril público de la clase política española y andaluza.

Ya solo quedan once meses de este supuesto año del ferrocarril y comprobamos como únicamente se piensa en destruir el tren vertebrador que da servicio a los pueblos y ciudades medias e invertir el dinero de los fondos europeos en mastodónticas infraestructuras que solo van a beneficiar a grandes empresas constructoras y del IBEX35, mientras se sigue vetando el uso de este medio de transporte al medio rural y abandonando infraestructuras ferroviarias que se han construido con dinero público de los impuestos de la ciudadanía y están en perfecto estado para ser usadas. Por otra parte el 1 de febrero se cumplen ochenta años de vida de RENFE, cuando se nacionalizaron distintas empresas privadas ferroviarias que operaban en territorio español para que naciera la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles y como celebración, la empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes pone a la venta durante dos semanas billetes de ave a 15€ volviendo a despreciar el ferrocarril convencional y perdiendo una nueva oportunidad de fomentar su uso con precios asequibles y buenos horarios que faciliten la movilidad entre poblaciones, entre comarcas o entre ciudades, prueba evidente del ferrocarril que el Gobierno progresista pretende y de que lo del año europeo del ferrocarril es un cuento chino para la clase política andaluza y española.

Desde CGT esperábamos poco del 2021 en materia ferroviaria y mucho menos en nuestra Andalucía, azotada reiteradamente por políticas de los sucesivos gobiernos que han llevado al actual desmantelamiento de líneas, estaciones y supresión del número de trenes, desgraciadamente teníamos razón y se comprueba transcurrido el primer mes del año que el año europeo del ferrocarril es solo un nuevo brindis al sol.

Quedan once meses de 2021 y sería muy fácil para el Ministerio de Transportes y para la Consejería de Fomento de la Junta ponerse a trabajar en beneficio del ferrocarril vertebrador de Andalucía y de las miles  de personas que aun hoy, pese a todos los inconvenientes de la eliminación de servicios públicos en los pueblos, siguen habitando el mundo rural andaluz, sin necesidad de costosas obras, solo poniendo en valor las infraestructuras ferroviarias existentes.

La eliminación inmediata de los trasbordos por autobús entre Pedrera y Osuna, como primera y urgente actuación, sería el mejor síntoma de que las administraciones andaluza y española se creen eso del “año europeo del ferrocarril” para fomentar su uso como elemento clave para una movilidad sostenible, no en vano hablamos del corredor central de Andalucía que podría conectar por tren desde Huelva a Almería con ramales hacía Cádiz, Córdoba, Jaén, Málaga y Algeciras, pasando por Sevilla y Granada.

Como segunda actuación que demostraría el cambio de modelo ferroviario se deberían poner a circular trenes por las actuales infraestructuras ferroviarias que pese a estar perfectamente útiles se encuentran en desuso e incentivar al medio rural  a usar el tren en sus estaciones con unas políticas de horarios y precios que inviten a usar el transporte público, ¿Porque RENFE no pone precios de trenes de media distancia a 15 euros? ¿Porque no facilita el uso de los trenes de cercanías con nuevos núcleos en Andalucía y ampliación de los existentes?

Tenemos muchos ejemplos en nuestra comunidad autónoma de líneas que con la llegada del ave para comunicar grandes capitales han visto como han perdido el tren de sus pueblos, se cierran sus estaciones y se expulsa a sus vecinas/os del tren, sirva como referencia, entre otras, las líneas Bobadilla-Córdoba o Bobadilla-Granada donde están afectados múltiples núcleos de población y ciudades medias en las que como contribuyentes tienen derecho a tomar el tren en sus estaciones.

Como resumen, es imprescindible para Andalucía la conexión ferroviaria con trenes de media distancia entre las ocho capitales andaluzas y Algeciras vertebrando la movilidad inter-andaluza y poner en marcha y desarrollar sin demora los núcleos de cercanías en el entorno de las ocho capitales de provincia andaluzas y del Campo de Gibraltar e igualmente la reapertura de líneas como la Guadix-Baza-Almendricos o la Ruta de la Plata, por nombrar solo algunas y que las estaciones ferroviarias se conviertan en centros de transporte intermodal como eje de una política proteccionista con el medioambiente y la vida en el planeta así como vigorizadora contra la despoblación del medio rural andaluz.

Respecto al transporte de mercancías por tren, si verdaderamente se piensa en verde tendría que verse una política de transporte de mercancías que invirtiese las demoledoras cifras actuales en las que solo un 4% se transportan por ferrocarril (el 1,4% en la empresa pública), es preciso reseñar que un solo tren mueve lo que cuarenta camiones o más.

La conversión de las estaciones de tren de los pueblos y ciudades andaluzas en centros intermodales de transporte de viajeros e intercambio de mercancías también contribuiría a ese anhelado cambio que demuestre la apuesta por el ferrocarril huyendo de la puesta en marcha de nuevas obras de costosas infraestructuras para beneficio de las constructoras sin que se anteponga el valor social del tren, su capacidad vertebradora, su indudable aportación para contener el cambio climático y elemento clave contra la despoblación del medio rural.

Con solo dar uso a las infraestructuras ferroviarias existentes y las medidas expuestas, en los once meses de 2021 que restan se vería un cambio de tendencia y que este año sería el del ferrocarril, para a partir de ahí diseñar nuevas infraestructuras que puedan llevar el tren a nuevos núcleos de población tanto mediante cercanías como conectando toda la Costa andaluza desde Algeciras a Almería.

Desgraciadamente cerramos enero de 2021 dándonos cuenta que el ferrocarril público y social no es el objetivo de unos gobiernos devastadores con este medio de transporte limpio, seguro, ecológico, económico, vertebrador, fijador de población en el medio rural…  Ninguna cosa gustaría más al Sector Ferroviario de CGT en Andalucía que equivocarnos en nuestras predicciones y que en los 334 días que restan de 2021 todo cambiase en favor de la revolución de los trenes en nuestra comunidad autónoma.

Recomendados

La legalidad "paralela" del estado tunecino

Los compañeros del Observatorio Tunecino por los derechops y libertades sindicales (OTDLS) están comprobando el funciona [...]

CGT pide ampliar el plazo para las mujeres vejadas en el franquismo

La Junta de Andalucía aprobó una indemnización de 1.800 euros. El grupo de trabajo de memoria histórica de CGT-A, impu [...]

Encuentro formativo de CGT-A para la Huelga General

Fecha: 18 de Septiembre de 2010 Lugar : Martin de la Jara (sevilla) Hora: De 10:00 a 14:30 h. Desde las sec [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + seis ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.