Foto Imagen6
Sin comentarios 366 veces visto

REPRESIÓN SINDICAL EN AUTOCARES CASAL EN SEVILLA

En Sevilla, la empresa Autocares Casal, de la mano de UGT, están llevando una campaña de acoso y derribo a algunos trabajadores, entre los que se encuentra Eduardo, un Miembro de Comité, al que se le ha llegado a despedir, y con un ensañamiento sin precedentes, incluso se le despide cautelarmente estando ya despedido. Este es el absurdo de esta empresa que podréis comprobar en este nuevo Onda Barricada.

Hemos pretendido mostrar este caso desde varias perspectivas para abordar el conflicto de Autocares Casal y su represión hacia lo que creíamos que era un caso individual, pero que vemos que no ha sido solo con una sola persona, aunque en el caso de Eduardo y su doble despido, se muestre con más ahínco.

Nuestra reflexión en este caso nos resulta muy fácil. Si nos encontramos con una Empresa que usa métodos, que podríamos tildar de poco éticos, y usa organizaciones que debieran defender a trabajadores y trabajadoras para llevar a cabo los procesos de acoso y derribo, ¿podemos permitirnos el lujo de mirar para otro lado o debemos defender al acosado por la empresa? ¿En qué lugar quedan estos sindicatos que más bien parecen estar al servicio de los Recursos Humanos de las empresas? Si los que se atreven son sancionados, qué vas a hacer para defenderlos, porque en definitiva, si todos callaran las empresas inaugurarían un nuevo sistema de las relaciones laborales basadas en la propia esclavitud moderna.

 

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es seis + uno ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.