Foto WhatsApp-Image-2020-10-13-at-193651
Sin comentarios 654 veces visto

CGT Andalucía por el bienestar animal y contra los abusos de las contratas y subcontratas que parasitan del dinero público

¿Qué se esconde tras los contratos municipales con empresas que negocian con la vida animal en nuestros pueblos y ciudades?

Como ejemplo, la opacidad en el proyecto de control de colonias felinas CES del municipio de Camas (Sevilla)

El proyecto de Control felino CES del municipio de Camas, está adjudicado a la empresa ASESORÍA VETERINARIA ALIMENTARIA SL cuya creación fue en Septiembre 2016. Esta empresa, antigua empresa San Antón, estuvo inmersa en una polémica que trascendió a los medios de comunicación en marzo 2018  en el municipio de Brenes,  por los sacrificios de animales que se denunciaron públicamente.

En el municipio de Camas, esta empresa se  encarga del programa CES, desde que se adjudicase el contrato en 2017. Este proyecto cuenta con un elevado número de personas voluntarias que alimentan y velan por el bienestar de estas colonias.

Esta licitación tiene varios puntos que la empresa debe cumplir como son la Captura, esterilización y suelta. La atención veterinaria a ejemplares de colonias afectados por una lesión o enfermedad detectada por sus cuidadores o por otras personas (personal ayuntamiento, vecinos, etc.)

Alimentación con piensos secos y desparasitación de ejemplares colonias.

Búsqueda de adopción a ejemplares que ya no puedan convivir en las colonias o de colonias eliminadas…

Igualmente viene claramente expuesto, que este programa de control de colonias felinas no admite sacrificio de ejemplares.

El pasado 1 de octubre y cumpliendo el protocolo que la Concejala animalista del Ayuntamiento de Camas tiene estipulado, se notificó a la policía local el hecho de que había una cría de gato con una lesión, para que avisase a la empresa encargada y fuese a recoger al animal en la  Calle Formentor esquina Baleares del municipio.

Las personas voluntarias del proyecto CES, habían conseguido coger el animal y lo tenían en un trasportín, llegando a esperar 1 hora a la empresa encargada de la atención veterinaria que el contrato le obliga. (Hecho no carente de debate en los últimos tiempos ante los continuos incumplimientos de dicha empresa).

La trabajadora de la empresa llegó en la furgoneta, se anotó los nombres y teléfonos de las personas que estaban en el lugar para informar supuestamente del estado del animal y de cómo se haría el retorno a la colonia tras el tratamiento verterinario.

Hasta la fecha y tras varios intentos de contacto, solo respondió a la primera llamada en la que informaba que su misión terminaba con la entrega del animal al veterinario, negándose a decir nada más.

La Concejala responsable ha ido modificando la versión de la situación del gato a distintas personas que forman parte del proyecto CES, hasta que finalmente llamó a su despacho a una de las cuidadoras de la colonia, para decirle que el gato no iba a volver a su colonia y que se quedaría en una residencia porque estaba muy débil, porque así venía recogido en la licitación a no ser que alguien lo quisiera adoptar, sin facilitar más datos, sobre el tratamiento veterinario recibido. El pliego del contrato en ningún apartado recoge ese detalle de residencia.

La cuidadora le pidió fotos y vídeos para poder hacer una difusión y encontrar la manera de poder encontrarle adopción, pero lo más curioso fue su negativa, diciendo que eso no  hacía falta. Respuesta incomprensible viniendo de una Concejala “Animalista” cuya labor es velar por el bienestar de los animales.

A fechade hoy, solo la empresa ASESORÍA VETERINARIA ALIMENTARIA SL y la Concejala del Área de acción ecológica, Consumo y Políticas animalistas del Ayuntamiento de Camas, son quienes saben la verdad del animal, no habiendo ninguna imagen, ni vídeo que demuestre su realidad, siendo incomprensible esta situación, máxime cuando esta actuación está inmersa en un debate polémico, ante la gestión de los  animales enfermos de cuya responsabilidad se ha estado desentendiendo la empresa.

¡Método disuasorio para evitar que las personas voluntarias den parte del estado de los animales enfermos!, ¡bajo el miedo e incertidumbre que encierra la gestión empresarial, que una vez cierra las puertas de la furgoneta, se desconoce todo lo que sucede con ellos!

Este acto, no es un hecho aislado que ha generado debate en el proyecto CES de Camas, como igualmente se constata un abuso de poder por parte de la concejala para la que la Ley 4/2018, de 8 de mayo andaluza de voluntariado no es de obligado cumplimiento, cuestión que se está debatiendo con las herramientas legales oportunas.

La vida animal no puede seguir siendo un negocio para empresas sin escrúpulos de la mano de políticos totalmente insensibles y estaremos frente a quienes lo fomenten e intenten silenciarlo.

 CGT ANDALUCÍA CEUTA Y MELILLA EN DEFENSA DEL MUNDO ANIMAL Y DEL MEDIOAMBIENTE

 

Recomendados

¿Cómo me va a afectar la subida del SMI a 950 € en 2020?

Desde CGT respondemos algunas cuestiones relativas a la subida del SMI en 2020 [...]

Se llega a “acuerdo” con Cliner. Desconvocadas las concentraciones frente a “El Corte Ingles”

Se llega a “acuerdo” con Cliner. Desconvocadas las concentraciones frente a “El Corte Ingles” [...]

La Jara en Rojo y Negro, Nº 2

Nuestros Compañeros de CGT de Martin de la Jara ya han editado el numero 2 de su periodico "Jara en Rojo y Negro", y de [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es ocho + uno ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.