Foto 9257-aptraidasweb
Sin comentarios 312 veces visto

Apátridas: “Nos tratan peor que a los perros, porque hasta los perros tienen pasaporte”

Según la CGT en Ceuta hay más de 400 personas que son apátridas, es decir , que se encuentran en el “limbo legal” de no pertenecer a ningún país, lo que les impide el desarrollo de una vida normal, con dificultades para viajar o encontrar trabajo

“Somos nativos de Ceuta y nos vemos sin nuestros derechos”, denuncia Abdel Lah, un nacido en nuestra ciudad con mujer e hijos españoles que se encuentra sin ninguna nacionalidad legal, en situación de apátrida. Como él hay más de 400 personas en Ceuta, según informan desde el sindicato CGT, nacido recientemente en la ciudad y que está buscando soluciones a esta problemática.

Durante el franquismo, muchas personas nacidas en Ceuta pero de origen marroquí, contaban con un documento que se llamaba “tarjeta estadística” y fue con la con la Ley de Extranjería de Felipe González en el 85 cuando consiguieron la nacionalidad. Este es el caso de muchos familiares de los afectados que, al contrario que sus padres, hermanos o abuelos,  por unos motivos u otros se quedaron fuera y no consiguieron obtener el DNI español aquel año. Así, llevan toda su vida entre papeles, reclamaciones y renovación de permisos de residencia para poder hacer cosas tan básicas como viajar o trabajar.  

“No nos explicamos cómo hasta gente más joven, que nació en una ciudad española y viven ahí, no tienen la nacionalidad”, confiesan desde la CGT. Y es que no existe un perfil generalizado de afectados, siendo de diferentes edades o sexos, aunque la mayoría son hombres y comparten características similares: casi todos nacieron en Ceuta y los que no, vinieron a la ciudad muy pequeños. Dándose situaciones en las que toda la familia y hasta sus hermanos tienen reconocida la nacionalidad española menos él. Es el caso de Asman, que tiene dos hermanos y los dos con el DNI español mientras él solo cuenta con un permiso de residencia y ninguna nacionalidad.  

Como señala Miguel Montenegro, secretario general CGT Andalucía, Ceuta y Melilla, los abogados del sindicato están haciendo indagaciones pero lo cierto que es una situación es complicada a nivel legal. “Es una situación muy atípica y ni yo llego a entender por qué se ha dado”, confiesa el sindicalista, apuntando que están “intentando hacer presiones, ya que esto dependen del Ministerio de Interior, de Exteriores y también de la propia Ciudad Autónoma”. 


Viajar, toda una odisea para los apátridas 

Las personas en esta situación necesitan del conocido como “título de viaje” para poder salir de Ceuta. Al no ser marroquíes ni españoles, no cuentan con ningún pasaporte y eso les causa muchos problemas. “Cuando salgo a Marruecos me dicen que qué pasa, que si tengo documentación de perro o qué. No, y es que nos tratan peor que a los perros, porque hasta los perros tienen pasaporte europeo. Me da hasta vergüenza sacar mi documentación. Lo mismo pasa cuando quiero ir a la península”, confiesa Abdel Lah. 

Mientras que Aslam habla en el mismo sentido: “Cada vez que tenemos que embarcar no veas las vejaciones que estamos recibiendo, porque siempre solicitan el pasaporte. Hace unos días casi acabo detenido, me tratan como un criminal, como si fuera con un documento falso”. 

Otro gran problema es que en el título de viaje les aparece como si tuvieran nacionalidad marroquí cuando no es así. “Eso es una falsificación, yo no tengo el pasaporte de Marruecos y además es que he vivido toda mi vida en Ceuta, he estudiado, trabajado y formado mi familia aquí. ¿Cómo es posible que no me den mis documentos?” denuncia Aslam. 


La vida laboral, otro imposible

A la hora de buscar trabajo su situación es igual de complicada, muchos se tienen que buscar la vida por su cuenta haciendo chapuzas o esperan poder entrar en los planes de empleo de la ciudad, porque en las empresas privadas son casi siempre rechazados. Abdel Lah denuncia que tiene que renovar tres documentaciones distintas cada año teniendo que pagar los procesos administrativos a pesar de sus dificultades económicas. “Tengo cinco personas en casa que dependen de mí, es muy difícil, durante el confinamiento no he tenido ni para pagar la luz, porque no encuentro trabajo. Llevo cinco recibos sin poder pagarlos y todos los días le pido a Dios para encontrar algún trabajo, por lo menos para descansar porque solo tengo mi mente en esto, a mí no me gusta tener deudas”, relata Abdel Lah, desesperado.

Mustafa es otro de los afectados, nació en Ceuta y sus hijos también tienen el pasaporte español, y explica que él nunca viaja para evitar problemas. En su caso, no pudo obtener la nacionalidad por tener antecedentes penales, pro problemas principalmente relacionadas con las drogas, pero asegura que lleva 20 años alejado de ese mundo. Actualmente tiene el permiso de residencia y con eso podría trabajar pero, como confiesa, solo “entre comillas porque ya te miran de otra manera, como si vinieras de otro país y no te contratan”.

Los afectados están haciendo “todo tipo de gestiones para ver si por las buenas hay una llamada a la regularización”, pero aseguran que están organizándose y que no descartan movilizaciones y hacer “todo lo que haga falta” para dejar de ser invisibles y que después de tanto, sus derechos sean reconocidos, para dejar de ser tratados “como a unos perros”. 
 

Delegación de Gobierno: entre la falta de transparencia, el desinterés y el desconocimiento 

La Delegación de Gobierno no tiene nada que decir sobre el problema de las cientos de personas apátridas en nuestra ciudad. Después de numerosos intentos por parte de este medio de comunicación, desde la Administración Pública no facilitan ningún tipo de información, ni confirman que se estén estudiando los diferentes casos de las personas afectadas para llegar a dar una salida a su difícil situación. Mostrando, por lo menos a este periódico, un desconocimiento y desinterés absoluto ante la problemática. 

Las primeras reuniones que tuvieron desde la CGT con los apátridas fueron previas a la pandemia y ha sido después cuando se están llevando a cabo diferentes gestiones con el objetivo de regular la situación de estas personas. En este sentido, se mantuvo una reunión en el mes de junio con la delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, en la que se exponía la situación de los apátridas con el fin de que intercediera ante los ministerios correspondientes para que pudieran regularizarse como ciudadanos ceutíes. 

Según informan desde el sindicato, ya que la Delegación guarda silencio, también se ha ido llamando a alguno de los afectados de forma individual por parte de la Policía Nacional solicitando información. Pero lo cierto, es que no se ha obtenido más comunicación ni respuesta por parte de la representación del Gobierno de España en Ceuta. 

“Desgraciadamente ninguna de las administraciones se quiere hacer cargo de esto” denuncia señala Miguel Montenegro, secretario general CGT Andalucía, Ceuta y Melilla. Desde la reunión que mantuvieron hace dos meses no han obtenido respuesta alguna por parte de la Delegación, destacando que entienden la situación complicada provocada por la pandemia del coronavirus pero que “sirve de excusa a todo el mundo para no coger el toro por los cuernos, algo a lo que echar las culpas por la falta de funcionamiento”.

 


Fuente: https://elpueblodeceuta.es/art/51023/apatridas-nos-tratan-peor-que-a-los-perros-porque-hasta-los-perros-tienen-pasaporte

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + seis ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.