Foto Q73YHGB5H5FZFP6ZUGKYYRWPFI
Sin comentarios 427 veces visto

De baja por el coronavirus, pero fregona en mano

Una limpiadora de un hospital de Málaga ha pasado la cuarentena trabajando, pese a cumplir “los criterios para ser considerada contacto estrecho de un caso", y ahora no sabe ni si cobrará su salario.

 

M. V. es limpiadora del Hospital Regional Universitario de Málaga, en el que ha conocido de primera mano las consecuencias del coronavirus y ha lidiado con algunas de ellas. De hecho, el pasado 16 de marzo informó a la empresa para la que opera de que el viernes 13 había entrado “sin protección alguna” en la habitación de un posible enfermo infectado por Covid-19, que el 14 “dio positivo”. No pudo hacerlo hasta aquel lunes “porque los fines de semana no hay encargada y no se puede comunicar nada”. Ya el 16, la mercantil a la que está vinculada le indicó que “informara a la mutua” que “las lleva”.

No fue hasta finales de mes, cuando desde una clínica privada la llamaron y le trasladaron que le mandarían “un papel para que se lo diera a su médico de cabecera” con el fin de que éste le “diera la baja”. En ese documento, consultado por LA RAZÓN, se asevera, en efecto, que cumplía “los criterios para ser considerada contacto estrecho de un caso posible, probable o confirmado de coronavirus”. Pero M. V. “ya había pasado entonces la cuarentena trabajando”, en contacto con sus compañeras, con sus hijos pequeños “en casa” y “sin saber si lo tenía o no”. Así se lo advirtió al centro sanitario privado y “una doctora” le respondió que “tenía razón y que ya para qué iba a pedir la baja”.

La base de la historia pareció que iba a quedarse ahí, pero no fue así. El 2 de abril recibió “un mensaje de la Inspección” en el que le informaban de que “había cursado su baja desde el 13 de marzo al 3 de abril”. Volvió a contactar con la empresa. “Y he estado un día real sin acudir a mi puesto de trabajo”, lamenta, para apuntar que ahora desconoce encima si cobrará o no el sueldo íntegro que “se ha ganado” y que no lo sabrá “hasta que llegue la nómina”.

M. V. padece “patologías previas” que la convierten en una persona de riesgo ante un posible positivo por Covid-19, por lo que “ha solicitado la incapacidad transitoria”. Ironiza con que “aligerarse, lo que se dice aligerarse con ese papeleo, no lo están haciendo” y cose: “Yo he ido sin protestar a dónde me han mandado. Si a alguna limpiadora le pasa algo por el coronavirus, la responsabilidad será de la empresa y de la clínica”, avisa.

Quiere aprovechar para dar las gracias a las compañeras que “están consiguiendo mascarillas, pantallas o gorros en las redes" con las que suplir lo que “la empresa no les ha repartido" y necesitan para protegerse. Mira al futuro y quiere confiar en que laberintos como el suyo “no se repitan” y en que de ésta “aprendamos lo que se tiene que hacer” ante un minúsculo invasor como el Covid-19.

Recomendados

20N (Actualizado): Huelga de estudiantes y manifestaciones en Andalucía

Desde CGT hacemos un llamamiento a la participación de toda la Comunidad Educativa (profesorado, alumnado y familias). [...]

CGT solicita al Ayuntamiento de Málaga y a la Diputacion Provincial la realización de un censo de instalaciones con riesgo de amianto

CGT ha presentado en la mañana de hoy sendos escritos dirigidos al Alcalde de Málaga y al Presidente de la Diputación Pr [...]

Nos firman la nueva clasificación en Telefónica

Ayer desapareció un sistema de clasificación profesional por categorías aprobado en el año 1990 al que nos adscribimos d [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + siete ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.