Foto sinadie-1
Sin comentarios 298 veces visto

Ante el coronavirus, clases veraniegas

En el día de hoy, el Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Antonio Marín, ha comentado en una entrevista radiofónica que el alumnado volverá a las clases cuando la situación provocada por la pandemia del Covid-19 se normalice y que el curso escolar finalizará, aunque suponga que se alargue hasta el 20 de julio, y “no pasará nada”, según sus propias palabras.

Y sí que pasa, Sr. Vicepresidente, sí que pasa. 

Primero. ¿De verdad cree que cuando pasen todas estas semanas de confinamiento vamos a decirles a nuestros jóvenes que ahora toca encerrarse a estudiar? ¿Cree de verdad que después de la experiencia que están sufriendo a su edad es eso lo que necesitarán? ¿Que la vuelta a la normalidad será así de fácil, como si nada hubiera pasado? Consulte con cualquier psicólogo o sociólogo, a ver qué le comenta. Le ayudará a volver a la realidad. Nuestro alumnado no necesitará un sinfín de tareas escolares cuando vuelvan. Necesitará expresarse, necesitará cercanía, necesitará cariño. 

Segundo. Indicar que el curso escolar se extenderá para que finalice con normalidad es afirmar que las clases están suspendidas. No las clases presenciales. Las clases en general. Y el profesorado, de “vacaciones”. Y eso, además de mentira, es un ataque directo a toda la comunidad educativa, que está haciendo un esfuerzo encomiable, tanto docentes como familias, en continuar la “normalidad” del curso escolar desde la distancia, lidiando con la falta de recursos y planificación de las administraciones competentes. Y dedicándole más tiempo que antes. Por respeto a nuestra profesión y a nuestro alumnado. Si todo este esfuerzo es en vano, comuníquense con los centros educativos y a partir mismo de mañana apagamos el ordenador. Todos. Tanto las familias como el profesorado.

Tercero. ¿No les ha dado por pensar que este tipo de declaraciones podría alentar a nuestro alumnado a abandonar todo el trabajo, con el inmenso esfuerzo que ha supuesto implicarlo en una modalidad docente a la que la inmensa mayoría no estaba acostumbrada?

El pasado 24 de marzo, el consejero andaluz de Educación comentó en una entrevista que “no estaba sobre la mesa prorrogar el curso durante el mes de julio”. Podrían intentar coordinarse un poco, esa misma coordinación que se ha exigido a los docentes desde el minuto uno. Y que hemos cumplido.  

Esa falta de respeto no la merecemos y, en este momento, no la obviamos. Si no son capaces de gestionar convenientemente las competencias educativas en estos momentos y aportar medidas de atención a la diversidad que palien las desigualdades que ha generado el teletrabajo, mejor es dejar la boca cerrada y que sigamos siendo los docentes y las familias quienes intentemos poner un poco de cordura a toda esta situación, como llevamos haciendo estas dos semanas. Eso sí, una disculpa no vendría mal. 

Enlace a la web: http://cgtaeducacion.org/ante-el-coronavirus-clases-veraniegas/

Recomendados

La Jara en Rojo y Negro, Nº 3

Ya esta disponible la tercera entrega de "La Jara en Rojo y Negro" [...]

LA ORGANIZACIÓN, NUESTRA MEJOR DEFENSA

La fuerza conjunta puede cambiar las cosas [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es nueve + siete ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.