Foto ET5UhRiX0AMqqi3
Sin comentarios 764 veces visto

CGT denuncia que el Consejero vive en una realidad paralela

Si ya tenemos la sensación estos días de vivir en una película de ciencia ficción cuando bajamos a tirar la basura o a hacer la compra semanal y vemos las calles desiertas y en silencio, ver los tuits de la Consejería de Educación y del Consejero Imbroda va mucho más allá y nos parece hasta ofensivo para la inteligencia colectiva.

No hay quien se crea que las imágenes que publican estos días en sus redes y envían a los medios de comunicación, en una clara campaña de lavado de imagen, tengan algo que ver con la realidad de la mayoría de las familias andaluzas que lo están pasando muy mal estos días. Que sí, que la mayoría de nuestro alumnado tiene móvil, pero… ¿Un ordenador? ¿Una tablet? ¿Una impresora? ¿Datos ilimitados de internet para acceder a las múltiples tareas que les envían sus maestras y profesores estos días? Las imágenes que aparecen en sus redes parecen más bien sacadas de una película de ficción que refleje una sociedad ideal en la que, en una familia con dos hijos, haya cuatro ordenadores sobremesa, para que mamá y papá puedan teletrabajar (en el guion no cabría el despido de ninguno de ellos y mucho menos que tuvieran que seguir trabajando fuera de casa), mesas de estudio con todos los detalles, en grandes habitaciones, con varias tabletas, impresora y móviles para todos (un decorado propio de una gran superproducción cinematográfica).

Ciencia ficción. Porque la realidad es que estamos trabajando sin descanso, sin horarios y sin instrucciones claras de la Administración ni adaptadas a los diferentes niveles y contextos socioeconómicos. ¿Dónde queda hoy la tan importante atención a la diversidad de nuestro alumnado? 

No queremos ni necesitamos que nos den las gracias por hacer nuestro trabajo. No necesitamos la fiscalización de algunos equipos directivos para comprobar cuántas horas estamos conectadas al día. No necesitamos que inventen fórmulas mágicas de plataformas online cuando el principal problema es que nuestro alumnado no tiene los recursos necesarios para acceder a ellas. Lo que necesitamos son instrucciones claras, que se adapten a la edad y circunstancias familiares de nuestro alumnado para, como siempre ha hecho la Escuela Pública, minimizar las desigualdades existentes entre este. Mismos derechos para todos los alumnos y alumnas.

Menos campañas de educación de élites, educación ciencia ficción y más atención a la diversidad real. Eso es lo que necesitamos y exigimos.

Recomendados

Barricada de Papel nº 1

{EDITORIAL: } {Barricadas de papel } Por fin estamos en la calle. Prestos para la pelea. A recuperar los espaci [...]

Carta abierta a Diego Cañamero, secretario general del SAT

Señor Cañamero: El pasado Jueves día 23 de Septiembre, dentro de su gira para explicar los efectos perversos de la Re [...]

Movilizaciones de la Federación Nacional del sector agrícola de la UMT de Marruecos

El pasado 18 de octubre, centenares de obreros y obreras agrícolas de la región del Gharb se desplazaron a Rabat para ex [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + dos ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.