Foto hejodebfnmjpkdlm
Sin comentarios 603 veces visto

El Servicio de Ayuda a Domicilio en Andalucía como vehículo de transmisión del coronavirus.

La falta de dotación de los equipos de protección individual a las personas que ejercen de auxiliares de ayuda a domicilio en Andalucía y el descontrol de las administraciones hacía las empresas concesionarias, que se lucran con dinero público a costa de las necesidades de atención a personas dependientes en nuestra Comunidad y del maltrato demostrado a las trabajadoras y trabajadores, está convirtiendo a la plantilla del SAD en portadora y transmisora del coronavirus, domicilio a domicilio, de personas que están dentro del grupo de mayor riesgo entre la población.

El Decreto de Alarma del Gobierno central no fija unos servicios mínimos a prestar, dejando en su artículo seis (limitación a la libertad de circulación) apartado e), como algo genérico, la asistencia y cuidado a mayores… y personas especialmente vulnerables, sin tener en cuenta las características de la labores que desarrollan los auxiliares del SAD que van de casa en casa, sin fijar unas limitaciones del trabajo que realizan en una situación tan especial y sin garantizarse por decreto las mínimas condiciones higiénico sanitarias en las que deben trabajar para evitar que se conviertan en un vehículo de propagación del COVID-19, además de la exposición al riesgo personal que se les somete al no poder quedarse en casa (como se recomienda para el resto de la población) y obligarles a trabajar sin las medidas de seguridad mínimas para garantizar su salud y la de los usuarios.

Por lo general, las trabajadoras y trabajadores del SAD no cuentan con mascarillas homologadas, con uniformes desechables en cada domicilio ni guantes adecuados dado que las empresas, tanto privadas como algunos Ayuntamientos andaluces, escatiman en estos equipos de protección limitándose a enviar a las/os profesionales a riesgo y ventura a los domicilios sin preocuparles ni la salud de sus empleadas/os ni la de los usuarios/as convirtiéndoles en verdaderos focos de recepción y transmisión  del peligroso virus, en muchos casos con jornadas partidas diarias por lo que se aumenta la exposición en la mayor parte del día.

 

Desde CGT exigimos a las distintas Administraciones Públicas que se garanticen unos servicios mínimos en la Ayuda a domicilio que incluyan únicamente durante esta crisis del Coronavirus, el aseo personal, la alimentación y medicación de las personas dependientes para minimizar la exposición al riesgo de estas y de las profesionales e igualmente clamamos, para demostrar una verdadera vocación contra la expansión del susodicho virus, que se vigile y dote a las profesionales del SAD de los equipos de Protección individuales desechables para el uso en cada uno de los domicilios en los que tengan que trabajar. De no ser tenidos en cuenta estos reclamos básicos para impedir la propagación y garantizar la salud de personas usuarias y profesionales, nos obligarán a adoptar las medidas previstas en la Ley de Prevención de Riesgos laborales paralizando el servicio por riesgo GRAVE e INMINENTE.

Recomendados

CGT convoca manifestación el 12 de marzo en Madrid contra el pacto social

La Confederación General del Trabajo (CGT) manifiesta que la política económica y antisocial del Gobierno, de recortes [...]

Barricada de Papel nº 1

{EDITORIAL: } {Barricadas de papel } Por fin estamos en la calle. Prestos para la pelea. A recuperar los espaci [...]

CGT denuncia el boicot continuo del equipo de Gobierno del Ayutamiento de Úbeda

La sección sindical del CGT denuncia que le resulta imposible realizar su función sindical en el ayuntamiento, debido a: [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + cinco ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.