Foto 4527-barricada-21
Sin comentarios 1618 veces visto

Barricada de papel nº 21: Protección de Datos para todos los públicos ¿Qué ha pasado con nuestra LOPD?

Un clic para la película de nuestras vidas

A veces pienso que las redes sociales hacen que muchas personas se den más valor a sí mismas. Con ellas se hacen más protagonistas de su propia vida. A priori, todo eso puede parecer bueno. Tener más seguridad y más autoestima, pero estos planteamientos, siempre me hacen pensar en la autenticidad de las personas. Si la imagen que mostramos o nos muestran, se corresponde con la realidad y también si las opiniones que se vierten son realmente sinceras.

Las redes sociales sin duda, son la alternativa para conocer información que por otra vía difícilmente se podrían obtener, compartir o propagar. Pero ese afán de convertir nuestras vidas en importantes, dar más valor a hechos cotidianos que hacemos, satura el mundo. Nos descentra de otros hechos relevantes, de actos a los que sí debiéramos estar presentes, como ciudadanos y ciudadanas del mundo con una responsabilidad y conciencia social.

A veces pienso que todo se ha mezclado, lo importante con lo irrelevante.

Aún recuerdo cuando hacíamos fotos para inmortalizar los recuerdos.

Esa celebración con la familia que venía a casa, porque se había tenido que ir a emigrar. Esas fotos impresas se convertían en algo importante, y sentados en la merienda, pasábamos los ratos con los recuerdos de los que están de vuelta a donde hubiesen tenido que retornar.

La vida hace años no permitía distracciones e ir de turismo era algo excepcional. Todo ha cambiado, el mundo es irreconocible y muchas personas piden que se pare. Ese exceso de inmortalización de actos que se comparten, de escaso o nulo interés general, choca en muchos casos con el derecho a la intimidad.

La comunicación entre las personas ha dejado de ser natural. Subir a la red continuamente nuestros actos, nos resta naturalidad. Conductas de catálogo, sonrisas enlatadas y cuando las personas nos vemos, después de mucho tiempo, nos sentimos extrañas en cercanía. Nuestra necesidad de comunicación e interrelación es casi inexistente,  porque ya hemos mostrado al mundo nuestra vida y tenemos poco o nada que contar, así que para romper el hielo, nos juntamos levantando el brazo, y un nuevo click genera un nuevo episodio de la  película de nuestras vidas, con nuevo decorado, actores y actrices y todo vuelve a empezar.

 

Carolina Garrido

 

 

Archivos Adjuntos

Recomendados

Barricada de Papel nº8 del 5 de mayo de 2017.

Barricada de papel nº8 del 5 de mayo de 2017 con la valoración del 1º de Mayo y manifiesto del 27 de mayo. [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + diez ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.