Foto cuelgamuros
Sin comentarios 294 veces visto

El Dictador fuera de su mausoleo

En estos últimos días hemos asistido a un hecho anhelado y que muchos creíamos que nunca llegaríamos a ver, la salida del cuerpo del dictador del mausoleo que para mayor gloria de su ignominioso régimen hizo construir con mano de obra esclava en Cuelgamuros. Entendemos este hito como un símbolo de la victoria de la Memoria ante la sinrazón de aquellos que niegan la verdad histórica, justifican la barbarie e incluso celebran la represión. A la par que el helicóptero que portaba el cuerpo de Franco dejaba Cuelgamuros la dignidad aparecía en ese lugar tras 44 años de ausencia.

Este hecho es algo que celebrar. Si se ha logrado esta expulsión del cuerpo del tirano del lugar donde fue enterrado y homenajeado diariamente ha sido gracias al empuje del movimiento de Memoria Histórica a lo largo de estos años, que ha tenido esta exhumación como uno de sus objetivos.

Reconocemos la valentía del gobierno de Pedro Sánchez en este asunto. Se ha impuesto a poderes del Estado contrarios a quitar a Franco de Cuelgamuros, a parte de su partido, a partidos aliados y adversarios, también a parte de la judicatura. De sus intenciones hablaremos más tarde, pero quizás dichas intenciones con los años no merecerán ser recordadas, lo importante es que el memorial y homenaje perpetuo que significaba el enterramiento en Cuelgamuros es ya pasado, esto es algo que otros Gobiernos y otros Presidentes pudieron y no quisieron hacer, al César lo que es del César.

Dicho esto, la posterior inhumación nos deja peor sabor de boca. El hecho de que el lugar donde ahora yacen los restos del dictador lo pague el Estado nos parece impresentable, como también el hecho de que esta inhumación fuese un acto de homenaje a semejante asesino, esto además contraviene a la Ley de Memoria ya que fue una concatenación de gritos, cánticos y palabras que enaltecían al régimen dictatorial y  al energúmeno que lo lideraba. Esto no se debió tolerar, se han tenido unas garantías hacia la familia del dictador excesivas y que estos han aprovechado para hacer propaganda de un régimen que ellos insisten en legitimar ya que esta legitimación implica que su millonaria herencia (producto de los robos de su corrupto deudo) es por tanto legítima también. Bien es cierto que para cualquier observador se han mostrado como son: fascistas, vividores, provocadores, ridículos (el episodio de las maldiciones de la nietísima es digna de una película de Berlanga) y violentos. En definitiva, se han mostrado como lo que son, herederos aventajados del fascismo que representan, demostrando indignación ante la obligación impuesta por los poderes legislativo ejecutivo y judicial de sacar al dictador contra su voluntad.

La rueda de prensa presidencial a las 3 de la tarde (la hora de las noticias televisadas), el acto ante las trece rosas y los militantes del PSOE lanzados a celebrar actos memorialistas nos ruborizaron, parte del rédito de Pedro Sánchez que antes reconocíamos se evaporaron con este descarado aprovechamiento electoral de un acto de justicia como fue la exhumación de Franco. Consideración aparte nos merece el papel de Susana Díaz, aquella que mientras gobernaba tenía poca Memoria y que en la oposición la ha recuperado, en el monolito de la muralla de la Macarena, mayor acto de hipocresía no cabe.

Peor consideración aún nos merece las palabras de algún líder de la izquierda pidiendo que no se hiciese la exhumación hasta pasadas las elecciones, es de una irresponsabilidad e insensibilidad tremenda. Pasados 44 años había que aprovechar la oportunidad que se ha presentado y hacerlo lo antes posible, no se podía dejar pasar la coyuntura. ¿Qué pasaría si el resultado de las elecciones colocase a la derecha y extrema derecha en el poder con la exhumación aprobada pero sin hacer?, ¿Alguien apostaría un solo céntimo de euro a que Franco no seguiría en Cuelgamuros para al menos un puñado de años más? (quizás para siempre), ¿Y si ese tiempo hubiese sido aprovechado por la familia del dictador para alguna jugarreta judicial que pusiese en solfa la exhumación?, ¿A quién pediríamos cuentas? .Poner por delante sus intereses electorales (que el PSOE no obtenga votos por la exhumación, votos que quizás perdería su formación), al acto de justicia y reconocimiento de las víctimas que ha supuesto la degradación funeraria del dictador nos habla a las claras lo poco que le importa la Memoria al que hizo tal petición. Ha quedado retratado.

Ahora toca exhumar a Queipo de Llano, no tiene lógica pensar que si el líder de la banda golpista no merece fastos funerarios y enterramientos en lugares señalados que sus secuaces si los tengan. Tenemos pocas esperanzas de que la Junta de Andalucía, hoy presa de los deseos de los fascistas que mantienen al gobierno, hagan algo al respecto, pero es preciso señalar también que pasados muchos años de gobiernos socialistas, socialistas y andalucistas y socialistas con izquierda unida, Queipo se mantuvo en la Macarena. Por ello nos parece impúdico que ahora responsables del gobierno de esa época, concejales y ex concejales de dichos partidos, responsables de la memoria institucional mientras gobernaban, sean los que porten pancartas y pongan el grito en el cielo porque Queipo no sea exhumado, ¿Por qué no lo hicieron ellos cuando gobernaron?, ¿Cómo exigen a otros lo que ellos no fueron capaces o  no quisieron hacer? Seguiremos pidiendo la exhumación de Queipo, claro está, nos parece intolerable que repose en el lugar donde lo hace y reclamaremos a la hermandad que cumpla la ley, deje de escurrir el bulto y que no sean cómplices de aquellos  que defienden la memoria de ese genocida, pero no lo haremos de la mano de quienes usan la memoria de modo torticero para su perenne objetivo: la recolección de votos.

Por tanto, celebramos la exhumación de Franco, sentimos alivio porque ese mausoleo a mayor gloria del genocida ya no lo sea y felicitamos a todo el memorialismo por este logro, pero no debemos olvidar que tenemos mucho por hacer, vaciada de ignominia la nave central de Cuelgamuros, ahora hay que vaciar del todo dicho recinto sacando a las víctimas allí inhumadas sin permiso de sus familiares, lo mismo que hay que hacer con cada una de las fosas que, repartidas por todo el territorio, contienen a las víctimas de la represión de aquel que ya no disfruta de su mausoleo hecho con la sangre de los presos esclavizados.

Recomendados

Carta abierta a Diego Cañamero, secretario general del SAT

Señor Cañamero: El pasado Jueves día 23 de Septiembre, dentro de su gira para explicar los efectos perversos de la Re [...]

Actos organizados y previstos en Andalucía

{Marbella: 3 De Mayo y Malaga: 6 De Mayo } CGT se moviliza contra la crisis. Más de 300 trabajadores marchan en Marbe [...]

La Jara en rojo y negro nº 11

La Jara en rojo y negro nº 11 [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es siete + seis ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.