Foto cementerio-higuera-sierra
Sin comentarios 497 veces visto

Aparecen indicios de violencia en la fosa donde buscan a las mujeres de Zufre fusiladas

Un equipo de arqueólogos y antropólogos encabezado por Elena Vera, Juan Manuel Guijo y Jesús Román comenzaron el pasado 27 de julio los trabajos de cata y localización de la fosa donde se espera encontrar los cuerpos de un grupo de 16 mujeres vecinas de Zufre y cinco hombres que fueron fusilados por los sublevados franquistas en noviembre de 1937 y llevadas al vecino cementerio de Higuera de la Sierra.

Los primeros resultados no han tardado en aparecer. Según ha informado el Grupo de Trabajo para la Recuperación de la Memoria Histórica y Social de Andalucía CGT-A, se han datado indicios de violencia en algunos de los restos óseos hallados y éstos pueden pertenecer a las mujeres y hombres de Zufre fusiladas en 1937 en Higuera de la Sierra.

El siguiente paso es profundizar en la cata del terreno donde se espera encontrar a las represaliadas y represaliados del franquismo en este pueblo serrano. Además, algunos familiares de las víctimas están señalizando un tercer lugar donde podría encontrarse una fosa común más.

El Gobierno andaluz firmó el pasado 29 de mayo con el grupo de arqueólogos y antropólogos (Elena Vera, Jesús Román y Juan M. Guijo) el inicio de los trabajos de investigación, localización,  exhumación e identificación genética de los restos de las fosas comunes que fueron solicitados por una familia de las víctimas y el Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía” (RMHSA_CGT-A) a principio de 2018, autorizados por el gobierno andaluz cuatro meses más tarde, en base al artículo 9.1b de la Ley.2/2017 de 28 de marzo.

Esta intervención cuenta, además, con los apoyos de los Ayuntamientos de Zufre e Higuera de la Sierra de donde proceden las víctimas cuyos restos se buscan.  También el trabajo de documentación del investigador Santiago González y la antropóloga Raquel Almodóvar están siendo esenciales, así como investigaciones anteriores de Francisco Espinosa Maestre y José María García Márquez y la imprescindible colaboración (testimonios) de familiares y vecinos de ambas localidades.

Los hechos del 4 de noviembre de 1937 (fecha cercana a la de otras matanzas de mujeres en Andalucía: Grazalema, Guillena, Puebla de Guzmán, …) quedó registrado en los anexos de los Consejos Sumarísimos de Urgencia.

Y respondían a los nombres de Remedios Gil Cortés (56 años), Mariana Sánchez Vázquez (51 años), Amadora Sánchez González (52 años), Encarnación Méndez Díaz (56 años), Bernabela Rodríguez Ruiz (40 años), Dominica Rodríguez Ruiz (42 años), Elena Ramos Navarro (55 años), Alejandra Garzón Acemel (62 años), Teodora Garzón Núñez (45 años), Modesta Huerta Santos (29 años), Felipa Rufo Alcaide (39 años), Antonia Blanco Prieto (53 años), Josefa Labrador Arroyo (40 años), Faustina Ventura Sánchez (72 años), Carlota Garzón Núñez (47 años), y los hombres; José Mallofret Domínguez (38 años), Francisco Cerca Rodríguez (42 años), Manuel Suárez Durán (58 años), Marcelo Brito Cortés (55 años) y Manuel Muñoz Navarro (71 años).

Recomendados

Carta del comité local de la UMT de Khouribga al nuevo presidente de la OCP (Oficina Cherifiana de Fosfatos)

La lucha de los 850 despedidos de SMESI (OCP) de Khouribga está pendiente de la respuesta del nuevo director de la empre [...]

Jornalero y patrón del SOC

Un temporero denuncia a un alcalde sindicalista por despido, fraude y acoso. Conflictos laborales hay a diario. Un sup [...]

CGT Egmasa Córdoba celebró su asamblea informativa

El viernes se celebró la asamblea informativa en Córdoba, donde los trabajadores aportaron sus iniciativas y ganas de tr [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cuatro + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.