Foto indice
Sin comentarios 892 veces visto

CGT ANDALUCÍA presenta denuncia contra los dos últimos consejeros de empleo de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado y Javier Carnero Sierra

La denuncia deriva de los decretos de servicios mínimos establecidos por su Consejería en diferentes convocatorias de huelga de CGT. Servicios mínimos declarados ilegales por abusivos e injustificados por más de una decena de sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

 

La asesoría jurídica de CGT-A ha formalizado en el día de ayer la denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Sevilla en Funciones de Guardia, por unos hechos que podrían ser constitutivos de:

1)      UN DELITO CONTINUADO DE PREVARICACIÓN DEL ARTÍCULO 404 DEL CP.

2)      UN DELITO CONTINUADO CONTRA LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES DEL ARTÍCULO 315.

Se llega a esta conclusión porque en el momento de dictar dichas órdenes y resoluciones sobre servicios mínimos, los titulares en cada momento de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio tenían plena conciencia de su arbitrariedad e impusieron tales servicios con un único objeto, cual es limitar o vulnerar el derecho de huelga. No podrían alegar desconocimiento ya que durante sus mandatos se les ha notificado múltiples sentencias ante idénticas resoluciones que anulaban las mismas y los condenaban por vulneración del artículo 28.2 de la CE.

Estaríamos ante órdenes y resoluciones respecto de las cuales ambos titulares de la Consejería tendrían la absoluta certeza de su injusta naturaleza y de su arbitrariedad siendo fruto del mero capricho y tendentes a conculcar o impedir el ejercicio del derecho de huelga a los trabajadores e impedir la acción sindical de CGT

Ambos imponían unos servicios mínimos prácticamente idénticos a los fijados en las huelgas anteriores y que fueron anulados hasta en 9 ocasiones por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que además declaraban que se vulneraba el derecho de huelga amparado en el artículo 28.2 de la Constitución Española.

Cuando los servicios mínimos son anulados el daño ya está hecho y la impunidad es total y absoluta, ya que no tienen consecuencias prácticas ni para los trabajadores, ni para la Consejería de Empleo. Se trata, por tanto, de poner fin a esta práctica ilegal y abusiva, que además es constitutiva de los delitos que se citan.

CGT Andalucía ante las omisiones demostradas y la no asunción de responsabilidades tras las múltiples sentencias violadoras del derecho de huelga, no puede dejar de intentar que los responsables de esas actuaciones anticonstitucionales y contra los derechos de los trabajadores queden impunes.

Con esta denuncia, desde nuestra Organización Sindical hacemos una llamada de atención a la nueva Consejera, Rocío Blanco Eguren, para que de cara a la negociación de los servicios mínimos, el próximo lunes 25 de febrero, sobre la huelga general de 24h convocada por CGT para el 8 de marzo, se adopten desde la Consejería modos diferentes de proceder al de sus antecesores.

Recomendados

Crisis demográfica o cómo privatizar la Educación Pública

Desde CGT denunciamos el proceso de privatización de la Educación Pública Andaluza [...]

La Bolsa Única del Personal Laboral de la Junta de Andalucía: un completo desastre de gestión

El pasado 2 de enero se dio el pistoletazo de salida a una insólita carrera de obstáculos que la Junta ha preparado para la ciudadanía andaluza: la inscripción en la Bolsa Única para el Personal Laboral de la Junta de Andalucía. [...]

La Jara en Rojo Y Negro Nº 9

Nº 9 del periódico "La Jara en Rojo y Negro" y especial sobre privatizaciones. [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.