Foto maldita-cgt
Sin comentarios 238 veces visto

El Convenio ha desregulado las condiciones laborales de la plantilla hasta extremos fuera de toda lógica

A PETICIÓN DE CGT, LA INSPECCIÓN DE TRABAJO DE SEVILLA ELIMINA LA OBLIGACIÓN DE USAR UNIFORME EN UNA TIENDA DE TELEFÓNICA

  El pasado Convenio de Empresa Vinculadas (CEV) , que, tras su firma, unió supuestamente bajo un mismo convenio las plantillas de Telefónica Soluciones (TSol), Telefónica de España (TdE) y Telefónica Móviles (TME), se ha convertido en un cajón desastre (que no de sastre) donde todo vale y esto es debido a la desregularización que con dicha firma se ha producido. Porque en la práctica, mantiene tres colectivos con condiciones muy diferentes, pero las rúbricas estampadas en él de UGT y CCOO hacen que se considere un acuerdo válido que legitima esas desigualdades.

Que trabajadores de diferentes categorías y distintas empresas estén juntos realizando el mismo trabajo y con salarios y condiciones distintas, es ya algo habitual en numerosos departamentos y lo que es peor, es algo que hemos normalizado como si fuera lo natural.

Encargados, Operadores y Aparejadores haciendo funciones de ingeniería. Asesores Comerciales asumiendo labores de técnicos… Personas que realizan funciones de categoría inferior o superior sin justificar ni gratificar. Ésta es la tónica habitual desde que se firmó el 'unificador y estupendísimo' CEV, tal y como nos lo han querido vender y continúan haciéndolo.

Otra de las consecuencias directas de esta desregulación, es que pocas veces ha sido posible parar los abusos que se han producido en los últimos años. Un ejemplo muy reciente es la problemática existente en los Centros de Atención Personalizada (CAP), es decir, tiendas donde desempeñan parte de su actividad trabajadores y trabajadoras de Telefónica, respecto a la obligatoriedad de llevar uniforme sin que exista un lugar digno donde cambiarse.

En este caso desde CGT hemos tenido que apelar al Real Decreto 486/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo (el CEV obvia cualquier indicación al respecto) y lo hemos denunciado ante Inspección de Trabajo, concretamente en Sevilla. Como resultado de nuestra denuncia, los responsables de Telefónica han tenido que rectificar y eliminar una obligación que era claramente ilegal.

 Esta situación es extensible al resto de provincias en las que Telefónica tiene CAP, por lo que desde CGT seguiremos denunciándola en todas y cada una de ellas en caso de producirse dicha obligación, para conseguir que Telefónica cumpla lo legalmente establecido.

Galeria

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + seis ?