Foto FB-IMG-1505639915128
Sin comentarios 874 veces visto

1888 el año de los tiros, por el grupo de trabajo RMHSA de CGT-A

1888 El año de los tiros.

El Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria Histórica y Social de Andalucía (RMHSA de CGT-A) recuerda la masacre del 4 de febrero con la reedición de la obra de Rafael Moreno, con el prologo de Antonio Miguel Bernal e ilustrado por Jaime Pandelet.

Se recuerda así el 130 aniversario de la primera gran huelga minera española con la reedición de la obra ilustrada, aumentada y revisada, 1888. El año de los tiros. 

La obra, escrita en forma novelada, con algunos tintes de ficción literaria, y de relato periodístico narra los hechos que acontecieron en las Minas de Riotinto en febrero de 1888 y que culminaron con la masacre, a manos del ejército (Regimiento de Pavía), de decenas de personas, campesinos, mineros, mujeres, hombres y niños que pedían en las calles mejoras sociales, laborales, salariales, sanitarias y clamaban contra la quema de mineral al aire libre que estaba matando a la población, aumentando la incidencia de enfermedades y esquilmando los campos desde esta zona del suroeste andaluz hasta la vecina Portugal.

El relato denuncia toda la trama tejida por los propietarios de la mina, un conglomerado financiero internacional conformado por capital inglés de la Casa Matheson y de la potente firma Rothchild, y el poder político nacional español para, con la complicidad de las autoridades militares y provinciales, convertir la mina de Riotinto en una colonia inglesa con un estatus propio. Nada pararía la represión militar porque, ahora se sabe, los 92 millones de pesetas pagados por el consorcio internacional al Gobierno a cambio de la mina más rica de Europa sirvieron para aliviar la deuda de España y permitir la financiación de un Estado arruinado.

1888 El año de los tiros vio por primera vez la luz en 1998 y esta es su cuarta edición para librerías y público en general. Sorprende la enorme actualidad de una trama desarrollada en pleno turismo decimonónico español, que conoce a Amadeo de Saboya, la Primera República, sobrevive a la Restauración borbónica y que 130 años después parece sacada de los relatos periodísticos actuales repletos de políticos corruptos y la voracidad insaciable del poder financiero llevada hasta sus últimas consecuencias. Todo ello apoyado en gran medida por una prensa dócil y manipuladora en la que, no obstante, destacan periodistas que son castigados por cuestionar la verdad oficial.

El 4 de febrero de 1888 sigue pues en la memoria colectiva y con esta edición renovada el Grupo de Trabajo RMHSA de CGT-A quiere recordar al movimiento obrero andaluz, liderado en este caso por el anarquista cubano Maximiliano Tornet, que puso en pie a decenas de miles de personas para luchar por una vida digna.

Foto: Teleras en Ríotinto.

Fuente: Grupo de trabajo Recuperando la Memoria Historica Social de Andalucia de CGT-A

Recomendados

Grupo Konecta en el epicentro de las empresas subcontratistas outsourcing que más irregularidades están llevando a cabo en la crisis del coronavirus

CGT Sevilla alerta de que la aplicación de los ertes exprés reconocidos en el ámbito de aplicación del RD del estado de alarma decretado por el gobierno, sea una fórmula de regulación de empleo al margen de la vigilancia de los comités de empresa  [...]

TENEMOS DERECHO A TENER DERECHOS, 18 Junio a Madrid

Jornadas de delegados con motivo de las movilizaciones previstas en Madrid para el 18 de junio. [...]

LA AUDIENCIA NACIONAL OBLIGA A BANCO SABADELL A IMPLANTAR UN REGISTRO DE LA JORNADA PARA TODO EL PERSONAL

LA AUDIENCIA NACIONAL OBLIGA A BANCO SABADELL A IMPLANTAR UN REGISTRO DE LA JORNADA PARA TODO EL PERSONAL [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + dos ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.