Foto 424-img1-paros-conveniopng
Sin comentarios 926 veces visto

Huelga en el Sector de Telemarketing el proximo 26 de enero

Como sabéis, el próximo jueves, día 26 hay huelga convocada, a nivel estatal, en todo el telemarketing. Esta huelga supone una continuación de las jornadas de paros realizadas en septiembre de 2016, así como de las jornadas de huelga de día completo durante los pasados días 6 de octubre y 28 de noviembre, también de 2016. Y decimos que supone una continuación de aquellas movilizaciones porque entendemos que, durante aquellas jornadas reivindicativas, los trabajadores y las trabajadoras del sector decidieron dar un paso al frente con el fin de obtener mejoras reales. Y se asumía un esfuerzo económico, por parte de todos y todas, pero para mejorar las cosas, para cambiarlas, para avanzar... No para quedarnos como estamos.

El escenario no ha cambiado. O para ser más precisos: el escenario ha empeorado. La patronal del sector incluso ha retirado su oferta económica inicial, esto es: no proponen ningún tipo de revisión salarial a fecha de hoy. Unido esto a que hemos perdido un poder adquisitivo del 5% por culpa del anterior convenio, y el dato del IPC de 2016 se ha situado en el 1,6%, nuestra pérdida de capacidad de poder adquisitivo es hoy ya del 6,6% desde 2010. Una barbaridad si tenemos en cuenta que nuestro sector es un sector mal pagado, con un abuso de contratación temporal y jornadas parciales, cuestión que favorece que el salario medio de nuestra actividad sea inferior incluso al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). La mayoría de los contratos, hoy en día, no llegan a 700€.

En un escenario como éste, nos parece que no es momento de enfriar la lucha, sino todo lo contrario; en un escenario como éste, desde CGT entendemos que hay que incrementar la presión contra las empresas, que hay que golpear su imagen ante la opinión pública y que hay que seguir por la senda que ya os comentábamos en anteriores comunicados: La lucha es el único camino.

Y decimos que nada cambia, que nos quedamos igual, si además de perder capacidad adquisitiva nos siguen pudiendo despedir a muy bajo coste y sin garantías en virtud del artículo 17, o si no tenemos garantizada la continuidad en el empleo cuando se produce un cambio de contrata (artículo 18). Decimos que nada cambia si no existe ningún mecanismo por el que podamos ampliar nuestra jornada, si sólo somos carne para la picadora gracias a los contratos por ETT, eventuales y obras y servicio que son eternas, hasta que un día cualquiera nos dan la patada. Esta incertidumbre nos impide tener un proyecto de vida; una incertidumbre que afecta a nuestra pareja, a nuestros hijos, a nuestras necesidades más básicas.

Por eso hay que luchar. Por eso todos tenemos que secundar la huelga de este jueves día 26 de enero. Por eso os pedimos que sigamos apoyándonos [email protected] en [email protected], ya que la patronal espera a un escenario en que la movilización fracase para poner finalmente precio a la derrota de los trabajadores y las trabajadoras del sector. Los motivos para secundarla os los hemos expuesto en muchas ocasiones. En este comunicado os contamos las consecuencias.

 

Archivos Adjuntos

Recomendados

Crisis demográfica o cómo privatizar la Educación Pública

Desde CGT denunciamos el proceso de privatización de la Educación Pública Andaluza [...]

Barricada de Papel nº 1

{EDITORIAL: } {Barricadas de papel } Por fin estamos en la calle. Prestos para la pelea. A recuperar los espaci [...]

Confirman la prisión para los 15 presos de SMESI (Khouribga, Marruecos)

El tribunal de apelación confirma la sentencia de 4 meses de prisión para los 15 presos de Smesi (Khouribga) Al impedi [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + diez ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.