Foto arton5439
Sin comentarios 1543 veces visto

La CGT A devolverá a la Junta de Andalucía 1.601,79 € de una subvención por el retraso en la edición del libro “la justicia del terror”

La CGT A devolverá a la Junta de Andalucía 1.601,79 € de una subvención por el retraso en la edición del libro “la justicia del terror”


No queremos pensar, en que se trate de incluir a la organización a la que pertenecemos como participante en las tramas de financiación que tanto están dando que hablar judicial, periodística y socialmente.

"La Justicia del Terror. Los consejos de guerra sumarísimos de urgencia de 1937 en Cádiz", se presenta el próximo miércoles día 15 de octubre a las 20:00 horas en La Carbonería (Levies 18) por parte del autor JOSE L. GUTIERREZ MOLINA, que será presentado por el también historiador FERNANDO ROMERO y también participará el coordinador de RMHSA-CGT.A, CECILIO GORDILLO.

…………………………………………………………………………………………………………………….............................................................................................…………..….

La Secretaría de Finanzas de la Confederación General del Trabajo de Andalucía (CGT.A) ya ha recibido la orden de transferir a la Junta de Andalucía 1.601,79 Euros (1.500,00 + 101,79 por intereses de demora) en concepto de devolución parcial de una subvención a la edición de un trabajo de investigación en materia de memoria histórica.

Con fecha 24 de septiembre pasado, se recibió la Resolución de la Dirección General de Memoria Democrática por la que desestimaba nuestras alegaciones al expediente de devolución parcial de la subvención que se nos concedió para la investigación y edición del trabajo sobre la represión de los golpistas en 1937 en la provincia de Cádiz. En virtud de su resolución hemos sido "CONDENADOS" a devolver 1.500 euros más otros 101,79 en concepto de intereses de demora. El libro está en distribución comercial desde finales del pasado mes de Julio.

Ante todo queremos hacer público nuestra satisfacción al comprobar el rigor en el control del gasto del dinero público que lleva la Consejería en general, y esa Dirección General en particular. Recordamos, como sabe el Director General, que en el primer encuentro que mantuvimos recién llegado a su cargo, le insistimos en que una de las cuestiones de las que estaba necesitada la gestión de los fondos era la de transparencia en la utilización y sus resultados. Algo que se echaba de menos en épocas anteriores y que iba en contra no sólo de la Administración, sino también del propio movimiento memorialista, contra el que podía volverse en cualquier momento. Todos los que hemos estado desde el principio en él bien lo sabemos y podríamos poner muchos ejemplos.

No estamos de acuerdo con la forma en la que se ha abierto el expediente y mucho menos con su resolución. Bien sabía esa Dirección General que en la fecha en que se abrió el expediente que la edición de "La Justicia del Terror. Los consejos de guerra sumarísimos de urgencia de 1937 en Cádiz" estaba acordada desde enero con ediciones Mayi (Cádiz) siguiendo nuestra política de coedición para nuestros proyectos (RMHSA de CGT.A), y que si el ejemplar físico no había llegado todavía a las librerías estaba a punto de hacerlo tras una serie de retrasos debido a las "normales" complejidades técnicas de cualquier libro. Es más, se había comunicado a la Dirección General que la presentación iba a tener lugar el 28 de julio en Cádiz para lo cual se le había solicitado la presencia de un representante en calidad de financiero en la investigación y edición. Ellos se excusaron haciendo referencia a "problemas de agenda". Así que nos resulta sorprendente la casualidad, que seguramente será así, de que fuera precisamente por esos días cuando se estaba dando curso al expediente de devolución.

Seguramente los hábiles asesores de la Consejería encontrarán las razones para aplicar de forma inexcusable la letra de los decretos que cita, incluidos el recargo por demora. Como también, seguro, encontrarán esos mismos asesores y los representantes políticos de esa Consejería, de otras también, ejemplos en donde el peso de la ley ha sido sopesado antes de caer. Estamos seguros que en todos los casos en que hayan existido estas circunstancias se ha aplicado el mismo rasero. Lo decimos porque esa diligencia no ha sido la norma de la Dirección General en otras cuestiones no menos importantes. Por poner un par de ejemplos: la política de exhumaciones o la actualización del conocido como "Mapa de fosas".

Así que siempre nos quedará un margen de duda. Dudas que además ensombrecen el panorama cuando se ha ido constatando, día a día, semana a semana, mes a mes y año tras año que a los actuales, quien sabe si en el futuro, detentadores de la Dirección General de la Memoria Democrática el movimiento memorialista si no le sobra, al menos lo quiere como de mera comparsa en el mejor de los casos. No queremos pensar que los recursos públicos son utilizados de forma clientelar, o como maza de herejes, contra aquellos que no se muestran dóciles o complacientes con la política llevada a cabo. Ese es nuestro caso como bien es sabido. No hemos dudado, entonces como ahora, en expresar en voz alta nuestra opinión tanto a favor como en contra de la "política" que lleva a cabo la Dirección General. Es más, creemos que se nos reconocerá que, en más de una ocasión, le hemos dado buenos consejos y proporcionado ayuda. Porque también hay que decirlo, a la madurez memorialista de los miembros de la Dirección General le faltaba unos cuantos hervores.

No hay que engañarse, a los grupos políticos de este país, incluida nuestra Andalucía, nunca han considerado la cuestión de la Memoria Histórica como algo merecedora de un auténtico compromiso electoral. Baste recordar que ningún presidente/a de la Junta ha recibido, ni escuchado directamente, a las asociaciones de familiares, aunque sí hay que reconocer el hecho de la existencia de una Dirección General en la estructura de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, aunque eso sí "cortita" de recursos (humanos, económicos, etc.). Como también que los avances que se han producido lo han sido por cálculos electorales, o de ocupación de un espacio social, ante la presión de familiares y asociaciones en muchos casos miembros de esos mismos partidos. No puede extrañar por tanto que quienes se oponían con uñas y dientes a las exhumaciones, terminaran realizándolas y, ahora, como el dicho, ni chicha ni limoná, se ponen todas las pegas posibles para llevarlas a cabo y se desnaturalizan abogando por su exclusividad y limitándolas a catas y localizaciones con lo que se alarga el plazo de llevarlas a cabo hasta el infinito. Eso sí, siempre que no resulta necesario políticamente. La consecuencia es que en esta mancha roja en un país azul ha sido un alcalde azul el que ha posible llevar a cabo un de las exhumaciones más importantes de las realizadas no ya en Andalucía, ni en España, sino en Europa. Un triste récord que debería sonrojar a quienes se les llena la boca hablando del ranking en desapariciones que tiene España, tras la Camboya de los Jemeres Rojos. Olvidando por cierto a la Unión Soviética.

Como tampoco queremos pensar, elevando el espectro, en que se trate de incluir a la organización a la que pertenecemos como participante en las tramas de financiación que tanto están dando que hablar judicial, periodística y socialmente. También podríamos hablar de financiaciones paralelas, sólo de las referentes a Memoria Histórica, que también merecen la atención de la Intervención. Y ni siquiera haría falta utilizar una lupa, bastaría contrastar las Resoluciones con las memorias de proyectos presentadas y el documento gráfico que ratifique su existencia, o no.

Como decimos, no queremos pensar que la exigencia de la devolución de esos 1.500 euros, más los 101,79 de demora, sea resultado de ninguna política sectaria ni del intento de amenazar nuestra independencia de actuación utilizando los recursos públicos que son eso, públicos, de todos, no sólo de quienes ocupen la poltrona durante un tiempo. Al contrario queremos creer que es el resultado de una exigente política de transparencia, de control del gasto y de sus resultados. Nos congratulamos, repetimos, por ello. Será cierto que sólo es nuestra culpa, nuestra propia culpa, es por lo que somos castigados. Tomamos buena nota.

Y quien tenga interés en este libro, "La Justicia del Terror. Los consejos de guerra sumarísimos de urgencia de 1937 en Cádiz", se presenta el próximo día 15 de octubre a las 20:00 horas en La Carbonería (Levies 18) por parte del autor JOSE L. GUTIERREZ MOLINA, que será presentado por el también historiador FERNANDO ROMERO y también participará el coordinador de RMHSA-CGT.A, CECILIO GORDILLO.

El libro está en distribución comercial como era el objetivo último del trabajo subvencionado.

Galeria

Recomendados

CGT revalida su mayoría absoluta en la Universidad Popular a pesar de todas las maniobras ejercidas para evitarlo

La sección sindical de CGT del Ayuntamiento de Jaén ha revalidado su mayoría absoluta en las elecciones sindicales celeb [...]

Constituida la sección sindical de CGT en la empresa Transportes y Arrastres Contreras de Jaén

El hecho coincide con el presunto sabotaje del coche del Delegado Sindical en las instalaciones de la propia empresa [...]

Almería. 3 al 25 de Mayo. Exposición `todos (...) los nombres´ en la Universidad y el Museo.

{3 al 11 Mayo en Universidad de Almería } Es la primera vez que la Exposición “todos (…) los nombres” visita Almer [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + ocho ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.