Foto arton5280
Sin comentarios 1371 veces visto

Ganamos

El pasado 25 de mayo el 54% de la poblacion censada no fue a votar. Leemos en los medios que el bipartidismo esta herido, pero no gracias a este 54% ganador del comicio, mas bien pese a el.

Durante semanas hemos tenido que soportar la opinion que sostiene que quienes no votamos somos culpables de la corrupcion politica y del bipartidismo caciquil. Con un analisis tan simplista como el que circula por ahi (no es una crisis, es una estafa, los estafadores tienen nombre y si devolvieran el dinero robado se acabaria este cirio) no es de extranar que, en el imaginario popular preelectoral, responsables de todos los males del capitalismo seamos quienes decidimos no votar y no el propio sistema. En este ambiente tenso se ha desarrollado la campana de abstencion activa de CGT para estas pasadas elecciones.

Asombra que haya a quien chirrie que las organizaciones anarcosindicalistas propugnen la abstencion cada vez que se acerca un comicio del aparato estatal burgues, por lo que demuestra de desconocimiento y desmemoria. Y que tengamos que defender nuestra postura nuevamente frente a argumentos tan desinformados y estupidos como que la abstencion se suma a la lista mas votada o que si no votas no te quejes es desesperante. Y lo que mas desespera de todo ello es la falta de respeto hacia una actitud personal y colectiva meditada y madurada, tan legitima como cualquier otra que se pueda tener ante un proceso electoral.

En ese sentido, por mucha campana que CGT desarrolle de abstencion activa siempre lo hace sobre la base del respeto a la libertad de todos y todas. En CGT se respeta la libertad de su afiliacion a votar, a comentarlo, a debatirlo internamente, nunca se vive la campana como una imposicion sectaria.

El abstencionismo es una postura politica plenamente consciente, documentada, historicamente implantada en los ambientes libertarios (donde se han escrito millares de paginas al respecto desde hace mas de siglo y medio, como el Vota, pero escucha de Mella) y plena y tristemente actual (como demuestra el recien publicado libro de Naredo, La abstencion como protesta).

Basicamente, aunque cada abstencionista consciente mantiene una opinion diferenciada y personal, desde la mas recalcitrante y visceral a la mas tibia y dubitativa, pasando por la mas centrada y meditada, su base es clara: este sistema, el capitalista, y su cara politica, la “democracia” representativa burguesa, es un enemigo a batir y no se le puede liquidar participando en sus pantomimas legitimadoras, participar es apuntalarlo y lo que queremos es destruirlo, absteniendonos de participar en el (abstencion) y propiciando alternativas autogestionarias (activa). Y para eliminarlo no basta con no votar, quien se abstiene ha de participar, en la lucha, en la construccion de la alternativa real, la autogestion. Y se distingue claramente del simple desencanto acritico, del pasotismo desconectado, cuando no del cinismo egoista, de la abstencion pasiva.
Los resultados de las pasadas elecciones demuestran que gana el abstencionismo; pero ese resultado, un apabullante 54%, muestra tambien su debilidad. No es todo abstencion activa, la abstencion activa se diluye en la masiva abstencion tecnica, la que practica quien se olvida de ir, quien esta de fin de semana en la playa o el campo, quien no encuentra el DNI, quien tiene una resaca muy mala, quien sufre una terrible enfermedad...
Otras opciones electorales son igualmente legitimas y pueden asimismo pretender tener intenciones transformadoras o simplemente testimoniar una opinion sin mas. Presentan, todas ellas, los mismos defectos que el abstencionismo: en el escenario actual no transforman nada e igualmente se confunden con posturas pasivas e indiferentes.

El voto nulo es muy parecido al abstencionismo, rechaza el sistema y lo hace explicitamente, introduciendo un mensaje subversivo en la urna, testimoniando una oposicion que solo perciben quienes realizan el escrutinio de la urna. Estos votos cuentan lo mismo que la abstencion: nada. Igualmente, se confunden con el nulo tecnico: el de quien no sabe que no debe escribir sobre la papeleta o el de quien por error mete dos papeletas distintas. En fin, si luego quien emite un voto nulo “antisistema” participa, lucha, colabora... la postura es muy semejante. Si el voto nulo es puro cinismo, igual de cinico es que una abstencion desentendida de los problemas reales.

El voto en blanco es la opcion menos recomendable respecto al objetivo que persigue. Entiendo que quien echa un sobre vacio apuntala al sistema, en el que cree y por ello vota, mientras manifiesta un rechazo por todas las opciones, pues ninguna representa sus planteamientos. Castiga a los candidatos pero aprueba el mecanismo. Hasta ahi coherente con lo que piensa. Pero el voto en blanco si entra en el recuento, y amplia el porcentaje necesario para alcanzar resultados, lo que afecta a las listas menos votadas y beneficia a los partidos grandes. Tambien se confunde con el blanco tecnico, el de quien olvido meter la papeleta en el sobre. Mas: si votas en blanco y luego no haces nada entre consulta y consulta para cambiar el panorama tienes la misma actitud que la de la abstencion pasiva.

Por ultimo, votar a una candidatura es una opcion completamente legitima: elegir la lista que crees que va a defender tus intereses, incluso pensar que metes una cuna en el sistema, que las cosas se pueden cambiar desde dentro. No puedo certificar que un resultado electoral no pueda reorientar la vida politica en la direccion de la superacion del capitalismo y del fin de la explotacion, pero hay ejemplos de sobra de que mediante la lucha partidista dentro del sistema de representacion burgues nunca se ha podido alcanzar nada que indique que asi se logren grandes cotas de libertad y autogestion.

Por todo ello sigo pensando que la abstencion activa, la construccion de autogestion, es la mejor via.

En la actualidad, ante la tremenda ilusion colectiva que han provocado los resultados electorales pasados, a las opciones que se presentan como transformadoras les queda de margen hasta las municipales para intentar convencernos de que no es mala idea echar una papeleta en una urna aunque nuestros suenos sigan sin caber en ellas.

En 1936 el Frente Popular consiguio de CNT un silencio clamoroso respecto a la participacion en las elecciones que ha sido interpretado como una llamada al voto. La ausencia del boicot electoral en un momento en que la anarcosindical tenia una enorme influencia en la clase trabajadora se puede interpretar asi, y ocurrio que la abstencion fue muy baja y la clase trabajadora aupo a los partidos de izquierda al poder para poner freno al fascismo. Un fascismo que finalmente termino aplastando a la Revolucion del 19 de julio. No fue el resultado electoral quien propicio la Revolucion, pero si sirvio para sacar a los presos de las carceles.

Esperemos no tener en un futuro proximo que votar para sacar a nuestros companeros y companeras de las mazmorras del capital, aunque me temo que por ahi puedan ir los tiros.

Fuente: http://www.cgtandalucia.org/Barricada-de-Papel-no-17

Recomendados

Un grupo de la Olavide rescata del olvido la represión de los homosexuales andaluces en el franquismo

Un grupo de la Olavide rescata del olvido la represión de los homosexuales andaluces en el franquismo Varios profeso [...]

14 de abril. VIII Aniversario de "Todos (…) los nombres_"

El producto de estos ocho años de trabajo son una BASE DE DATOS (la mayor de España de estas características) que cuenta [...]

Concentración del 12 de Septiembre en Sevilla

Casi un millar de personas bajo el lema “EN DEFENSA DE LOS EMPLEADOS Y SERVICIOS PÚBLICOS” . Se han concentrado hoy a [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + diez ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.