Foto arton5277
Sin comentarios 1102 veces visto

"Es necesario avanzar hacia una congruencia entre teoría y práctica"

{"No debemos renunciar a que el sindicalismo libertario, en una versión actualizada, sea el modelo de asociación que cada día elijan más trabajadores"}

Félix Cervera Grajera es el actual Secretario de Organización de la Confederación General del Trabajo de Andalucía. Ostenta este cargo por segunda vez consecutiva y es la única persona que continua del anterior Secretariado Permanente de CGT-A. Este jubilado de Correos lleva años militando en la organización en Sevilla, lugar donde reside, como afiliado y delegado en la Junta de Personal de Correos. Nos ponemos en contacto con él para que nos hable de sus comienzos en nuestra organización y de la posición que tiene y debe tener CGT dentro del contexto de crisis laboral y política en el que nos toca luchar.

BdP: ¿Cómo fueron tus inicios como libertario?

Félix Cervera: A principios de los años 70, con una CNT intentando reorganizarse en el interior, mis comienzos en la lucha emancipadora fueron en organizaciones de tipo consejista o en la cercanía de lo que entonces era la Autonomía Obrera. Antes, ya había pasado un par de veces por la cárcel. A principios de los 80 participé activamente en la creación y coordinación de los Comités Anti OTAN y en la constitución de la Federación Ecologista Pacifista Gaditana, de la que fui primer coordinador en 1986, y después de la Federación de Sevilla, y ya en los 90 en la fundación de la Confederación Ecologista Pacifista Andaluza (CEPA).

BdP: Y en CGT, ¿cuándo te integraste y por qué?

Félix Cervera: En 1986, entonces era CNT. Básicamente por necesidades de participación en la acción sindical en el ámbito de mi empresa de entonces, Correos. Mientras que en el terreno de la lucha social había, y hay, múltiples opciones de militancia y participación, en el sindical la entonces CNT para mí era la opción casi única. En 1987 resulté elegido por vez primera miembro de la Junta de Personal de Correos de Sevilla en la candidatura de CNT. Y he mantenido la militancia de base en la sección sindical de CGT durante toda mi vida laboral, si bien siempre compartiendo la dedicación al trabajo sindical con la prestación efectiva de mi trabajo como funcionario de Correos, concretamente cartero.

BdP: ¿Cómo comenzaste a tener más responsabilidad dentro de CGT?

Félix Cervera: Además de mis responsabilidades como miembro de la Junta de Personal y en la sección sindical de Correos de Sevilla, he sido en varias ocasiones miembro del Secretariado del Sindicato Federal de Correos, llevando las Secretarías de Formación y de Jurídica. También he sido Secretario General del Sindicato de Servicios Públicos de Sevilla y varias veces Secretario de Organización de CGT-Andalucía. El cómo y el porqué es la consecuencia de desplegar trabajo, tener experiencia, asumir responsabilidades, etc.

BdP: ¿Cómo ves la situación de CGT a nivel andaluz desde la primera vez?

Félix Cervera: Ha aumentado la afiliación de forma sensible, aunque no exagerada, menos de lo que cabría esperar. Se está entrando con fuerza en algunos sectores que entonces eran casi inexistentes como telemarketing. En cuanto al funcionamiento interno, el crecimiento en la afiliación no va acompañado en la misma proporción del grado de participación. Es el mayor problema de cara al futuro, no sólo por la pérdida de energías que supone, sino porque conduce a la organización al peligroso territorio de la profesionalización, de la delegación permanente en profesionales del sindicalismo, que puede acabar desnaturalizándola y haciendo que se parezca más a cualquier otro modelo sindical. Pero los rasgos más definitorios de la CGT, además de la combatividad o el rechazo del pacto social, son fundamentalmente los que se derivan de la aspiración a la Revolución Social, no sólo como un objetivo lejano, que puede suceder un día, sino como coherencia de los medios cotidianos con los fines transformadores.

De nada vale proclamar grandes principios y objetivos revolucionarios si los pasos concretos van en sentido contrario. Es necesario avanzar hacia una congruencia entre teoría y práctica, lo que requiere hacer vivo y diario el esfuerzo por autogestionar nuestras vidas, y en este caso nuestra organización, en lugar de delegar en otro.

BdP: ¿Cómo ves las relaciones de CGT con otros sindicatos como SAT, USTEA, u otros movimientos sociales como 15M, las mareas, la PAH…?

Félix Cervera: Con otros sindicatos cercanos las relaciones tienen un doble carácter: son de colaboración en unidad de acción, sobre todo en plataformas, sindical o social y global, como el Bloque Crítico o las Marchas del 22M; y por otra parte no podemos ignorar que las relaciones también son de competencia, en cuanto nos disputamos afiliación, votos, etc., en un mismo espacio social y laboral. Lo deseable es que ese espacio común de sindicalismo combativo crezca en su conjunto y se superen actitudes sectarias. CGT-A impulsa y participa sistemáticamente en toda clase de marcos de unidad de acción, siempre que no se vulneren nuestros principios y se mantengan relaciones de igualdad y reciprocidad.

Por otra parte, siendo consecuentes, no debemos renunciar a que el sindicalismo libertario, en una versión actualizada, sea el modelo de asociación que cada día elijan más trabajadores y trabajadoras y ello no por chovinismo de organización, sino porque los principios y tácticas de lucha que defendemos son más útiles a la clase trabajadora, o dicho en negativo, porque rechazamos modelos autoritarios que quizás compartan una aspiración de redistribución de la riqueza pero desde luego no pueden satisfacer un anhelo de libertad y de rechazo de cualquier forma de opresión y jerarquización. Y lo mismo vale para los movimientos sociales, que comparten, sin explicitarlo o quizás sin tomar conciencia expresa de ello, la idea original del sindicalismo libertario: desconfianza de mediadores y profesionales de la política, conciencia de que las personas interesadas en cualquier ámbito social, sean, por ejemplo, profesorado o personas usuarias de los servicios públicos, deben participar en la gestión y en el control social. ¿Que otra cosa es la formulación anarcosindicalista de que la clase trabajadora debe involucrarse directamente en la autogestión de la producción y la sociedad?

Igualmente cabe decir las tácticas o métodos de trabajo. Por ejemplo, el apoyo mutuo y la acción directa como métodos de actuación. ¿Existen mejores definiciones para los métodos y tácticas de la PAH o de Stop Desahucios que estas formas de lucha anarcosindicalistas? Después, es verdad que en todas partes cuecen habas y tanto en CGT como en personas o grupos de algunos movimientos se pueden dar actitudes cortas de vista.

BdP: En relación a la situación laboral y política de Andalucía y España, ¿cómo ves la actuación de CGT-A?

Félix Cervera: No puedo ser triunfalista en un contexto en que la clase trabajadora está sufriendo su mayor derrota desde la Guerra Civil. CGT hace lo que puede; en general mantiene actitudes de honradez y compromiso, pero la inmensa energía necesaria para revertir esta situación sólo puede venir de un movimiento amplísimo, de millones de personas que adquieran conciencia de clase, conciencia de que sus intereses y derechos son contrarios a los de las clases dominantes y, además, conciencia de que es posible cambiar el actual estado de cosas mediante la movilización social. Esa confianza en la capacidad transformadora de la acción social es la principal esperanza revolucionaria.
En general la clase trabajadora está pagando las consecuencias de las ilusiones en las bondades del sistema y la desmovilización que ha conllevado, y CGT con ella en cuanto que sólo somos una expresión organizada de un segmento minoritario, más consciente y combativo y en ocasiones sólo mas desesperado y desencantado de otras opciones. Los nuevos templos del consumo en los centros comerciales han seguido desempeñando la función de opio del pueblo de la religión.

Sólo creo, y con reservas o sin certidumbre, que “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, o no será”; y esta frase, la aplico a las mujeres, “la revolución será feminista o no será”, que creo que es de Simone de Beauvoir, y le añado la convicción de que el actual modelo económico tiene sus días contados desde el punto de vista ecológico y el camino hacia la justicia se tendrá que desarrollar en un contexto de decrecimiento.

Fuente: http://www.cgtandalucia.org/Barricada-de-Papel-no-17

Recomendados

Desalojados ex trabajadores de Delphi de la Delegación de gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz.

Tras un encierro de 5 horas, 4 representantes sindicales de los ex trabajadores de Delphi fueron desalojados por la poli [...]

Jornada de formación Elecciones Sindicales

Desde las secretarias de Jurídica y Formación, junto con la de Salud Laboral, os invitamos a toda la militancia y afilia [...]

Consultoras para "limpiar" la imagen de las empresas con EREs

En la actualidad se están produciendo diversos EREs en el sector denunciados por la Coordinadora de Informática : empezó [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + diez ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.