Foto arton5081
Sin comentarios 1223 veces visto

RTVA: Seguimos señalando a los responsables, esta vez en el Parlamento

La complicidad de PSOE e Izquierda Unida ha permitido que hoy se haya aprobado en el Parlamento el decreto de la vergüenza, de la poca vergüenza. El decreto que permite a Joaquín Durán, y a 16 directivos de RTVA ganar más que la presidenta de la Junta. Este gobierno que se autodenomina de izquierdas, que soporta una tasa de paro del 34,94 por ciento, legitima que una panda de impresentables tengan un salario superior a los 63.000 euros. Límite establecido por el propio gobierno para cualquier directivo de una empresa pública.

CGT ha estado en el Parlamento para gritar a Izquierda Unida y a PSOE que son complices imprescindibles de este robo legal. Que este Parlamento es un nido de arribistas que permiten excepciones bochornosas a leyes que ellos mismos han creado para "reconciliarse" con la ciudadanía. Bochornoso le ha parecido a CGT que Izquierda Unida se haya amparado en el supuesto carácter transitorio del decreto para dar su visto bueno. Ni que el robo acotado en el tiempo estuviera legitimado.

http://youtu.be/dAhXLHa9u9g

CGT seguirá ahí, en su particular lucha, para señalar a los responsables.

Sección Sindical CGT-RTVA.

Recomendados

Huelga de hambre de las trabajadoras despedidas de Latelec- Fouchana (Túnez)

Desde el 19 de junio, Houda Thelji y Mourad Bahloul, sindicalistas respectivamente de SEA-Latelec, (filial de Latécoère [...]

El estado marroquí entre el poder divino y el capital

{Reproducimos un artículo sin firma sobre Marruecos aparecido en el periódico autogestionado “La Levantera” de Cádiz en [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.