Foto arton4808
Sin comentarios 2043 veces visto

Barricada de Papel nº 15

{Designios del Capital para 2014: Más de lo mismo}


El año 2013 que acabamos de terminar nos ha dejado una pérdida de 85.000 empleos en España.


Este es el dato más significativo, menos personas que pueden ganarse la vida con su trabajo, menos cotizantes a la Seguridad Social… aunque esa realidad se ve enmascarada por la reducción de población activa, resultado de la inmigración y del desánimo para buscar empleo, que al final se traduce en la paradoja de que la reducción de la población activa se venda política y mediáticamente como una reducción nominal del desempleo.

Estas cifras encubren una realidad concreta aún peor: los puestos de trabajo que se crean son precarios, frecuentemente contratos de días y en gran medida se hacen directamente sustituyendo a trabajadores/as indefinidos/as; estos contratos, sean de días o de meses, cada vez lo son en mayor medida de jornadas a tiempo parcial; en porcentajes crecientes (probablemente ya mayoritarios) estas jornadas a tiempo parcial sólo lo son a efectos de retribuciones, siendo la jornada real una jornada completa, de la que buena parte sencillamente se trabaja gratis para el patrón. Las facilidades para la modificación de la jornada mediante la ampliación de las horas complementarias sólo dan un cómodo marco legal a esto que en realidad solo es prescindir cada vez más de la legislación laboral para imponer directamente la ley de la selva.

En definitiva, una auténtica “contrarevolución” social y económica, acompañada de un marco político crecientemente represivo.

En Andalucía se mantiene una tasa de desempleo del 36,4%, que en el caso de los jóvenes anda en torno al 50% (según la franja de edad que tomemos como referencia de “juventud”).
En este escenario, cuyas cifras son sólo la expresión fría de una severa derrota de la clase trabajadora, que se manifiesta y concreta en millones de dramas, la Junta de Andalucía ha aprobado unos presupuestos que ahondan en las mismas tendencias:

-* Previsión de incremento del PIB en un 0,3%, lo que supone mantener sustancialmente las mismas cifras de paro.
-* Reducción del presupuesto en un 3,5% respecto al ya recortado del año anterior.
-* Reducción de la inversión en un 13%.
-* Deterioro de los servicios públicos.
-* Reducción del poder adquisitivo del personal.

Políticamente, la coalición de Gobierno en Andalucía acusa la creciente presión judicial contra las corruptelas y la discrecionalidad y amiguismo con que se han manejado los presupuestos durante años.

Estas prácticas no son sino la otra cara de la moneda del modelo de concertación social que tantos réditos electorales ha dado al PSOE, y que ha contribuido a mantener a la burocracias sindicales de CC OO y UGT y (no se olvide) también de la patronal.

Pero sobre todo, todas las partes, PSOE como partido con una estructura clientelar, Gobierno de la Junta, siempre del PSOE, ahora con IU, sindicatos oficiales y patronal, han invertido cantidades millonarias de dinero público en mantener un modelo económico que pasados los años, hace ya 20 años del primer Acuerdo de Concertación Social, ha mantenido a Andalucía en los últimos puestos de las comunidades, y sobre todo no ha conseguido reducir ese diferencial en las cifras de paro, que en Andalucía superan a la media estatal en un 10% y que sobrepasan en un 20% las de las comunidades con menor índice de desempleo.

Ahora los responsables de haber impulsado este modelo económico se escudan en los recortes del Gobierno central, pero ello no puede hacernos olvidar sus responsabilidades y lo que podemos esperar de ellos.

La realidad que dejan a la clase trabajadora andaluza es la debilidad que significa ese 36% de personas en paro, un ejército de reserva industrial que presiona a la baja sobre derechos y retribuciones de la clase trabajadores. Junto a ello, el descrito de los sindicatos oficiales y de la casta política, sólo dejan lugar para la esperanza en la movilización social.

CGT-Andalucía, como principal organización sindical con capacidad y voluntad de lucha, mantendrá la movilización, tanto en las empresas como en la calle, tanto en la solidaridad con cada lucha como en movilizaciones generales, teniendo el próximo 28 de febrero la próxima referencia temporal para expresar nuestro rechazo a los recortes, vengan de donde vengan.
Mientras tanto, CGT seguirá defendiendo la alternativa de la acción directa y la autogestión frente a la paralizante confianza en que políticos, o aspirantes a políticos, vayan a cambiar el destino de la historia.

Seguiremos aportando el calor de nuestra lucha para subir la presión de la caldera del descontento social, hasta alcanzar la temperatura que permita que la energía de la movilización produzca la necesaria transformación social.

CGT no olvida que si el presente es de lucha, el futuro es nuestro.



Archivos Adjuntos

Recomendados

Protesta en la puerta de la base de Rota contra la intervención militar en Libia

{Protesta en la puerta de la base de Rota contra la intervención militar en Libia } La RANA, de la que forma parte C [...]

Por primera vez trabajadores de RENFE son obligados a abandonar la empresa

La Dirección de Renfe ha comunicado oficialmente el pasado 30 de junio, la apertura del periodo de negociación establec [...]

Las Marchas por la Dignidad vuelven a inundar Madrid

Miles de personas provenientes de todos los rincones del país han acudido este sábado a Madrid [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es nueve + dos ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.