Foto arton4375
Sin comentarios 1188 veces visto

Adiós a un cantautor andaluz. Muere Pepe Suero, voz crítica de la canción andaluza desde la dictadura y la transición

El cantautor sevillano Pepe Suero, una de las voces más criticas del panorama artístico andaluz desde finales de la dictadura y autor de discos como 'Andalucía la que divierte' (1978), 'Mi tierra es un potro' (1982), 'Andalucía en la memoria' (2002), 'Utopía' (2005) o la recopilación 'Por la Paz' (2010), ha muerto hoy en Sevilla, tras meses con un estado de salud muy delicado. Su cadáver es velado por amigos y seguidores desde la tarde de este viernes en el tanatorio de San Jerónimo de Sevilla.

José Suero Romero, nacido en Lora del Río en 1947, compuso la letra y la música de la mayoría de sus canciones, muchas cargadas de denuncia contra las injusticias sufridas por jornaleros o inmigrantes, pero también interpretó a poetas andaluces señeros con los que comulgaba, desde Bécquer a Miguel Hernández, pasando por José María Requena, Antonio Machado o Rafael Alberti. En su carrera fue decisiva su amistad con el productor y compositor Manuel Sánchez Pernía. En sus inicios colaboró con El Lebrijano y luego con La Cuadra de Salvador Távora.

Fue militante del Partido Comunista y estaba muy vinculado con grupos jornaleros, pacifistas, republicanos y de la izquierda en general. Fue junto a su amigo el histórico cura jornalero Diamantino García Acosta uno de los fundadores de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía.

Como recuerda en su blog 'Música y Poesía' un experto en su obra, José C. Cárdenas, Suero era, por su mezcla de poesía y compromiso social, el "Víctor Jara de Andalucía", en referencia al cantautor chileno asesinado en la dictadura de Pinochet. "Pepe Suero vendía 300.000 discos cuando Camarón vendía 30.000", dijo el agente artístico Paco Tovar en un homenaje al de Lora del Río. Después de actuar por toda Europa y América, se instaló en el barrio sevillano del Cerro del Águila, donde tenía una calle a su nombre.

Suero no era un flamenco pero dialogaba a fondo con el cante jondo. El crítico de flamenco de EL MUNDO, Manuel Martín Martín, elogia de él que "era muy crítico con el régimen". Y consigo mismo. "Era un hombre interesantísimo porque era muy autocrítico. Tenía un respeto grandísimo por el flamenco, distinguía lo auténtico de lo comercial. Era un hombre muy coherente. No estuvo suficientemente ponderado en Andalucía. En los 70 muchos miraban para Madrid y Barcelona, pero cuando había que dar la cara, él era uno de ellos. Todo el mundo le tenía un respeto. Encima es que era muy buena gente".
En 2006 recibió la Medalla de Andalucía en reconocimiento a su trayectoria y tras una campaña popular en la que sus amigos y seguidores, que destacaban junto a sus canciones y su flauta su carácter bondadoso, recogieron miles de firmas de apoyo. Compartió escenario en la ceremonia de entrega con la duquesa de Alba, Hija Predilecta de Andalucía ese año, contra la que se manifestaron en la puerta los jornaleros del Sindicato de Obreros del Campo (SOC). Para ellos, Suero representaba mejor a Andalucía que la aristócrata.


Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/05/andalucia_sevilla/1373044497.html

Recomendados

Manifestación de mujeres, el 8 de agosto, por la igualdad en Túnez

Manifestación de mujeres, el 8 de agosto, por la igualdad en Túnez Un centenar de mujeres tunecinas se manifestaron e [...]

El bloguero pacifista egipcio Maikel Nabil Sanad en huelga de hambre

El bloguero pacifista egipcio Maikel Nabil Sanad en huelga de hambre • La Internacional de Resistentes a la Guerra [...]

Nuestros recortes sus privilegios.

CGT, Sindicato mayoritario en el Parlamento de Andalucía desde 1999, que en las últimas elecciones sindicales fue el sin [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + dos ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.