Foto arton4070
Sin comentarios 2015 veces visto

Marruecos : Imider (Provincia de Tinghir) Saqueo de los recursos naturales y resistencia popular

Ya hemos venido informando sobre la lucha de la población de Imider contra el saqueo de sus recursos naturales como ejemplo de lucha asamblearia y colectiva. Traducimos ahora el informe elaborado por el CMA (Congreso Mundial Amazigh) y la APMM de Marruecos (Asociación de Poblaciones de Montaña del Mundo)

Marruecos : Imider (Provincia de Tinghir)
Saqueo de los recursos naturales y resistencia popular

Imider es un pequeño pueblo situado al pie del Alto Atlas, unos 300 kms. al sureste de Marrakech, entre Tinghir y Boumaln-N-Dadès, sobre la N10, el eje de carretera que une Ouarzazate con Errachidia. Es una zona desértica salpicada de pequeñas comunidades cuya existencia está estrechamente vinculada a la presencia del agua. Alrededor de 5.000 habitantes viven en las siete aldeas de este municipio (Ait-Mhend, Ait-Ali, Ait-Brahim, Anou N Izem, Izoumken, Taboulkhirt e Ikis), principalmente de la agricultura de alimentos (huertos y pastoreo). Los habitantes de esta región
son Amazigh.

El origen : saqueo de las tierras colectivas y de los recursos naturales de las poblaciones autóctonas

Desde 1969, la sociedad metalúrgica de Imider (SMI) explota un yacimiento de plata en las tierras colectivas de los habitantes de Imider, extrae de las aguas subterráneas, el agua necesaria para el procesamiento del mineral, arroja desechos contaminantes y no proporciona ningún beneficio para la población local, ni siquiera empleo para los jóvenes en paro. Estos últimos
años, los campesinos de Imider han constatado la disminución en los niveles de agua muy inquietante, cerca de un 60%, hasta inutilizar algunas parcelas productivas hasta ahora. Campos de árboles frutales se han perdido por la falta de agua. Según se constata, el agotamiento de los recursos de agua es debido al bombeo excesivo realizado por la SMI. Varias canalizaciones salen de varios pozos y convergen en la mina, que consume grandes cantidades de agua. La mina utilizaría 1555 m3 de agua por día, más de 12 veces el consumo diario de todos los habitantes de Imider. Si la situación persiste, amenazaría directamente la vida en esta localidad..

Contaminación

Por otra parte, los agricultores han encontrado varios efectos de la contaminación generada por la explotación del yacimiento de plata. Las aguas residuales desechadas por la mina están altamente cargadas de varios componentes altamente tóxicos como el cianuro y el mercurio y almacenados a cielo abierto. Estas aguas envenenan las aves y los animales y se infiltran en la capa freática y la contaminan, lo que ha provocado la pérdida de varias cabezas de ganado y enfermedades de la piel encontradas en los habitantes de Imider.

Marginación

En el plano social, los residentes no obtienen ningún beneficio de la explotación del yacimiento de plata sin embargo muy rentable (el volumen de negocios es de 75 millones de euros y los beneficios de 32 millones de euros en 2011). La SMI no invierte ni un dirham en las infraestructuras locales que padecen un gran déficit (en las áreas de salud, de educación, electricidad, transporte, etc.) y no respeta sus compromisos para contratar prioritariamente mano de obra local.

Protestas y reivindicaciones

Tomando conciencia de las consecuencias nefastas de las condiciones de explotación de la mina, los habitantes de Imider se reunieron el 1 de agosto de 2011 para reclamar un estudio científico independiente sobre las externalidades negativas producidas por la mina, el establecimiento por la SMI de dispositivos capaces de reducir la contaminación, reducción de la cantidad de agua consumida por la mina, la inversión de una parte de los beneficios en la creación de infraestructuras sociales y el empleo prioritario de desempleados locales. La cuestión de la ilegalidad de la ocupación de las tierras colectivas por la mina también fue planteada.

Resistencia popular

Para apoyar sus reivindicaciones, los habitantes comenzaron a organizar concentraciones periódicas delante de la mina, después delante de la sede de la Municipalidad de Imider. Al mismo tiempo, se iniciaron conversaciones entre una Comisión representativa de los habitantes (designada por la Agraw, asamblea de los habitantes de Imider) y el representante de la SMI. Tres semanas más tarde, ninguna de las reivindicaciones de los habitantes fue escuchada por la empresa que explota la mina de plata. Como resultado, los habitantes de Imider decidieron utilizar un nuevo medio de presión: cortar el agua que alimenta la mina. Esto lo han podido hacer solamente en un punto de agua, el situado en el Monte Aleban, a dos kilómetros al este de Imider, el resto de los pozos están protegidos por el ejército. Desde el 23 de agosto de 2011, la población ha instalado un campamento permanente en el Monte Aleban y mantienen cerrada la tubería de agua que allí se encuentra.

Nuevas reuniones se han celebrado entre los representantes de la Agraw y de la SMI en presencia de las autoridades locales, pero sin resultado.

A partir de este momento, las autoridades marroquíes deciden utilizar la fuerza bruta para disuadir a la población, desalojar a los habitantes del Monte Aleban y liberar el suministro de agua cerrado.

Represión y manipulaciones

El primero en pagar este cambio de estrategia por parte de las autoridades marroquíes, fue Mustafa Ouchtoban, un joven de 27 años de Imider, empleado de la empresa "Glomine", subcontrata de la SMI para el mantenimiento de sus equipos. Aunque trabaja en el sitio de la mina, el Sr. Ouchtoban eligió ser solidario con la población de Imider y ser miembro activo del movimiento popular de protesta. El 5 de octubre de 2011, es simplemente acusado por la dirección de SMI de robar 18 gramos de plata de la mina e inmediatamente juzgado y condenado a 4 años de cárcel y encarcelado en la prisión de Ouarzazate. Un juicio arbitrario y una condena de una extrema severidad dada la baja cantidad de supuesta plata robada (18 gramos) y su valor ridículo (el equivalente de 15 Euros) y también el hecho de que los 18 gramos de plata no se encontraron sobre el Sr. Ouchtoban sino en el coche de servicio que conducía. Cualquiera habría podido ocultar esta pequeña cantidad de plata en este vehículo perteneciente a la empresa. Como hicieron observar los abogados de la defensa, no hay ninguna prueba real y seria contra el Sr. Ouchtoban que realmente fue condenado por su participación en el movimiento de protesta contra la empresa SMI y para intimidar a los demás participantes en este movimiento.

Esta condena considerada una provocación, ha sido fuertemente denunciada por la Agraw, Asamblea de los habitantes de Imider y ha tenido el efecto de reforzar la determinación de las habitantes que han iniciado varias acciones de protesta. Entre estas, el boicot de la escuela por todos los alumnos y estudiantes hasta la satisfacción de las demandas de la población. Mientras tanto, las fuerzas de seguridad (Gendarmería y fuerzas auxiliares) utilizan todo tipo de amenazas individuales y detenciones arbitrarias en la calle o en la casa de los ciudadanos; a veces por la noche, para intimidarlos y aterrorizarlos. Así, el 1 de diciembre de 2011, 13 personas fueron arrestadas, y a continuación liberadas tras haber sido interrogadas y amenazadas. Cuando están detenidos en las instalaciones de la gendarmería real, los ciudadanos son objeto de malos tratos ( golpeados, privados de dormir, insultados, amenazados) y se ven obligados a colocar sus huellas digitales en papeles en blanco sobre los que en la que los gendarmes escriben a continuación las "evidencias" que entregan al juez. Matones son también utilizados por las autoridades para provocar y atacar a los animadores del movimiento de protesta de Imider protestan líderes del movimiento, como ocurrió el 6 de febrero de 2012 en Boumal N Dadès, cuando Brahim Hamdaoui y Hamid Bato, miembros de la Comisión de diálogo de la Agraw fueron brutalmente golpeados por un grupo de ocho personas. Los activistas del movimiento de protesta están también bajo la estrecha vigilancia de los gendarmes que utilizan incluso helicópteros para perseguir y aterrorizar a los habitantes esperando el momento propicio para detenerlos.. Pero la población permanece movilizada y su movimiento de huelga general siempre es seguido de manera asidua, así como las manifestaciones públicas que se suceden delante de la sede del municipio de Imider y a veces delante de la mina. El 12 de julio de 2012, casi un año después del comienzo de la rebelión de los habitantes contra la empresa SMI, Farhan Ladad, Muktesh McIntyre, Karim Lahcen, Djouhad Mohamed y Tayeb Amar, fueron detenidos por la policía y condenados un mes más tarde a 2 años de prisión cada uno, por motivos relacionados con el movimiento de huelga de Imider. Finalmente, el 8 de octubre de 2012, el tribunal de Apelación transforma la sentencia en 2 años de prisión suspendida ( en libertad condicional), permitiendo el regreso de las 5 personas a sus casas al día siguiente.

Durante el mes de octubre de 2012, otra táctica fue utilizada por las autoridades locales de Imider y Tinghir en colaboración con la dirección de la SMI, para romper el movimiento de protesta que se mantenía firme y unido a pesar de los 15 meses de resistencia en condiciones muy hostiles. Los representantes de la autoridad del Estado y de la SMI firme eligieron ellos mismos a falsos representantes de los habitantes y aparentaron un pseudo-diálogo.. este método fue bien pronto denunciado popr los legítimos representantes de la Agraw que avisaron a las autoridades contra este procedimiento tan deshonesto y que amenazaba la paz social

En diciembre de 2012, tras 16 meses de protesta popular y huelga general, nada se ha movido. La empresa SMI de la compañía, aunque privada de una parte del agua que necesita ( bloqueada por los habitantes en el Monte Aleban), sigue funcionando incluso al ralenti y cuenta con el agotamiento de la población acosada por las Fuerzas de seguridad gubernamentales. Sin embargo la SMI no respeta ni las leyes marroquíes (explotación de pozos de agua sin autorización, incumplimiento de los acuerdos firmados sobre todo los que conciernen al empleo local) ni las leyes internacionales (especialmente las relativas a los derechos de los pueblos autóctonos). Los habitantes de Imider tienen el apoyo de asociaciones de defensa de los derechos humanos, algunos sindicatos y un gran número de organizaciones de la sociedad civil. Pero el Gobierno central sigue siendo sordo, ciego y mudo ante la evidente injusticia que vive la población de Imider. Sufre, pero sigue resistiendo.
Ya en 1996…

Es útil recordar que Imider conoció hace 16 años un movimiento de protesta similar y por las mismas razones. Las manifestaciones y concentraciones ante la sede de la SMI o ante los pozos que agotan el agua por la empresa, comenzaron el 26 de enero de 1996 y continuaron sin disminuir hasta el 10 de marzo del mismo año. Esa mañana, más de 500 efectivos de las fuerzas de seguridad atacaron brutalmente el campamento provisional por los manifestantes y los golpearon con gran violencia, persiguiéndolos hasta sus domicilios. Tras este ataque, se produjeron muchos heridos y 23 detenidos de los cuales 17 fueron condenados a penas que iban de uno a dos años de prisión y multas. Ourahma Lancen, una de las personas encarceladas, murió poco después de su liberación, al parecer como resultado de sus heridas en la cabeza sufridas durante el ataque del 10 de marzo de 1996 y los malos tratos que habría sufrido durante su prisión en la cárcel de Ouarzazate.

Un apunte sobre la SMI

Fundada en 1969, la Sociedad Metalúrgica de Imider (SMI) es una filial de la empresa Managem, a su vez filial del holding Sociedad Nacional de Inversiones (SIN) que pertenece a la familia real marroquí y que ha hecho un volumen de negocios de 50.000 millones de dirham en 2010 ( Unos 4.500 millones de Euros). La SMI que explota el yacimiento de Imider produce lingotes de metal de plata con una pureza de 99.5%. El sitio está equipado con una fábrica de tratamiento y una unidad de lixiviación y emplea a 444 personas. En 2011, la facturación de la SMI fue de 803 millones de dirham (75 millones de euros) y un beneficio neto de 351 millones de DH (32 millones de Euros).

{Reivindicaciones de la Agraw, asamblea de los habitantes de Imider:
}

- Liberación inmediata e incondicional de Mustafa Ouchtoban
- Satisfacción de las reivindicaciones socio-económicas y ambientales presentadas a la SMI
- Respeto de los derechos de la población de Imider a sus tierras y a sus recursos naturales


{Informe elaborado por miembros del CMA (Congreso Mundial Amazigh) en colaboración con la APMM-Marruecos (Asociación de Pueblos de Montaña del Mundo), sección Tinguir, noviembre de 2012
}

Para más información:

/Imider-Marruecos-Saqueo-de-los

/Imider-un-ejemplo-de-lucha

/La-lucha-continua-marcha-de-las

{Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT
}

Galeria

Archivos Adjuntos

Recomendados

Declaración de Túnez: la cuestión amazigh, desafío democrático en el Norte de África

Reunidas en Túnez en el marco del FSM, varias organizaciones amazigh (más conocidas en Europa con la denominación colon [...]

Puebla de Guzmán (Huelva). Anuncio público del Alcalde `la fosa de las mujeres se buscará y exhumará proximamente´

Puebla de Guzmán (Huelva). Anuncio público del Alcalde `la fosa de las mujeres se buscará y exhumará proximamente´. [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es ocho + siete ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.