Foto arton3128
Sin comentarios 1744 veces visto

Presos políticos en Marruecos: Ilham, estudiante en Marrakech. Saddik Kabbouri, sindicalista y activista social en Bouarfa

Presos políticos en Marruecos: Ilham, estudiante en Marrakech. Saddik Kabbouri, sindicalista y activista social en Bouarfa

Ilham pertenece a un grupo de estudiantes de la universidad de Marrakech, pertenecientes a la Unión Nacional de estudiantes Marroquíes (UNEM) que lleva más de 7 meses en prisión en espera de su juicio, al igual que sus compañeros.

Saddik Kabbouri y 9 compañeros más, secretario local de la CDT y dirigente de la coordinadora local de lucha contra la carestía de la vida, ha sido condenado a 2 aos y medio de prisión. Animamos a continuar la campaña de solidaridad con él y sus compañeros.

No olvidéis a mi hija, no olvidéis a Ilham

Marqué el número, al otro lado del hilo, una voz calurosa pero triste. La voz de un padre, privado de su hija, de su sonrisa, de su presencia y del sueño que tanto la ha acompañado y que ha alimentado durante mucho tiempo… ver a su hija mayor graduada y por qué no, insertada en la vida activa.

Este sueño …se rompió hace dos años cuando fue expulsada de la Universidad de Marrakech porque era militante de la UNEM, porque reivindicaba una educación gratuita y de calidad para el pueblo marroquí…

El sueño de este padre se evaporó completamente el 12 de octubre de 2010, el día en que cinco miembros de las fuerzas de seguridad la secuestraron en su casa, en Essaouira.

Lejos de su pequeña familia, Ilham es golpeada, torturada y humillada. ¡Desde hace 7 meses, está encarcelada en la prisión de Boulmharez, junto con presas de delitos comunes y sin JUICIO!!

¿Cómo se puede imaginar a su niña torturada y humillada y seguir sin hacer nada? ¿Cómo comer, dormir, reír o simplemente vivir cuando su niña es víctima de la injusticia? ¿Cómo soportar este alejamiento y esta pena? Y ¿qué es lo que un Ouled Chaab puede hacer para proteger a su hija en semejantes condiciones? No mucho, a parte de esperar y seguir esperando. En cuanto a su pena, crece cada día… a la espera de ver a su hija por fin libre. Los sueños de este padre – que me ha recordado al mío- se han reducido a la simple esperanza de verla libre y de nuevo entre sus hermanos y hermanas, de poder apretarla en sus brazos y de compartir con ellas los momentos más sencillos de la vida: el té de la mañana, las conversaciones de la noche o justo un pequeño paseo por el zoco.

Este apenado pero digno padre, no ha parado de repetir a lo largo de toda la conversación ' ¡ POR FAVOR hijos míos, haced algo por ella, hablad de ella en los medios de comunicación, escribid sobre ella en la prensa, no olvidéis a Ilham, no olvidéis a mi hija'.

Queridos amigos, os interpelo a todos y os trasmito el mensaje::

No olvidemos a ILHAM,

¡No olvidemos a la hija de Taib Hasnouni!

Devolvámosle la esperanza, somos capaces de ello

Penas de prisión para el sindicalista Saddik Kabbouri y sus compañeros

Diez militantes asociativos y sindicales de Bouarfa fueron condenado el 17 de junio (el mismo días en que el rey presentó el proyecto de reforma constitucional) a penas de prisión (de 2 años y medio a 3 años). Los cargos eran de “manifestación ilegal” y “usar o incitar al uso de la violencia contra las fuerzas del orden”.

El 18 de mayo, 9 jóvenes fueron detenidos durante la intervención policial contra una concentración de licenciados parados. Fueron soltados el mismo día, pero una nueva ola de detenciones comenzó el 24 de mayo: 9 personas fueron detenidas y conducidas a la prisión de Bouarfa. El 26 de mayo, durante el juicio de los 9 detenidos del 24 de mayo, la sección local de la Asociación marroquí de derechos humanos (AMDH) organizó una manifestación de solidaridad ante el tribunal. Durante la acción, fueron detenidos dos miembros de la AMDH, también sindicalistas de la Confederación democrática del trabajo (CDT), acusados de incitar a la violencia contra las fuerzas del orden.

Una de las personas detenidas el 26 de mayo es Saddik Kabbouri, Secretario General de la unión local de la CDT, miembro de la AMDH y coordinador, desde 2006, de la red asociativa local que impulsa una campaña reivindicativa contra la subida de los precios y la degradación de los servicios públicos. Esta red había obtenido, a través de manifestaciones masivas reuniendo hasta 10.000 personas (o sea la mitad de la población de la ciudad), la gratuidad del agua desde mayo de 2006. Problemática como la calidad de la Salud Pública, el desempleo o la corrupción de la comisión de gobierno es denunciada sistemáticamente por la Coordinación local contra la subida de los precios.

Este movimiento social apareció en una coyuntura se caracterizada por la sequía, que penaliza seriamente la economía de Bouarfa, situada en una zona extremadamente árida. Con las minas agotadas y cerradas, la población activa de Bouarfa se distribuye entre la función pública, actividades de pasto y la recogida de trufas. Ésta es la actividad seguramente más lucrativa, ya que este producto se exporta casi completamente a mercado internacional. Pero se trata también de una actividad inestable, sujeta a los riesgos meteorológicos. En 2005, la acumulación de varios años de sequía había hecho desaparecer esta posibilidad de empleo.

Jóvenes y parados entonces organizaron cuatro tentativas de emigración colectiva hacia Argelia. La simbología del acto era potente: la frontera entre Marruecos y Argelia a la altura de Bouarfa permanece cerrada, parcialmente minada y militarizada. Los campesinos dispuestos a realizar, al cruzar la frontera, tal acto de trasgresión, se veían “obligados a buscar una solución en otra parte” ya que su país les despreciada, les condenaba a la“hogra” (el menosprecio).

Bouarfa no ha permanecido al margen de las protestas animadas en todo el país por el Movimiento del 20 de febrero. La coordinación local contra la subida de los precios asumió las reivindicaciones del 20 de febrero, enriqueciéndolas con la problemática local: desempleo masivo, precarización de los servicios públicos, marginalización política y económica.

Según una delegación de la AMDH desplazada a Bouarfa para asistir al juicio, la sentencia dictada se desarrolló en condiciones criticables: los acusados no fueron autorizados a sentarse y el juez rechazó cualquier petición emitida por los abogados defensores con respecto a los numerosos defectos de procedimiento. Los defensores de los derechos humanos presentes en el juicio vieron un juicio político lanzado contra los miembros más activos de un movimiento social que hizo fracasar a las autoridades locales durante más de cinco años.

Campaña por la libertad de Kabbouri y el resto de los detenidos en Bouarfa

Sigue difundiéndose un llamamiento nacional e internacional exigiendo la puesta en libertad de todos los detenidos ( http://solidmar.blogspot.com/2011/0… ) con el siguiente texto:

“EXIGIMOS:
la liberación de los militantes Saddik Kabbouri y Mahjoub Chennou
La liberación de todos los detenidos en Bouarfa
la liberación de todos los militantes del movimiento del 20 de febrero
La liberación de todos los presos políticos
Las liberaciones de los presos de los movimientos sociales “

Traducción:

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT

Galeria

Recomendados

La red se rebela contra el acoso a Wikileaks

La organización Wikileaks , dedicada a la filtración de secretos de empresas y Estados en favor de la transparencia n [...]

Solidaridad con Khadija, trabajadora doméstica melillense

{Khadija, trabajadora doméstica, víctima de violencia machista, fue desahuciada del piso donde vivía y ahora le quitan s [...]

Los trabajadores del servicio de limpieza del Rincon de la Victoria (Málaga) continuan sin cobrar

Ante la falta de cobro de la nomina del mes de septiembre, la situación está llegando al límite y no se descartan movili [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + dos ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.