Foto arton2909
Sin comentarios 1461 veces visto

Argelia: CISA denuncia la detención del sindicalista Mourad Tchiko

{Argelia: CISA denuncia la detención del sindicalista Mourad Tchiko
}

{CISA: COMITÉ INTERNATIONAL DU SOUTIEN AU SYNDICALISME AUTONOME ALGÉRIEN
} (anexo en francés)

París. 25 de febrero de 2011

CISA alerta a las organizaciones sindicales y de defensa de los derechos humanos en el mundo con respecto a la detención ilegal y arbitraria del sindicalista argelino Mourad Tchiko, miembro del comité nacional del Sindicato nacional autónomo del personal de la Administración pública (SNAPAP), detención ocurrida el jueves 24 de febrero en Argel.

Detenido cuando iba a apoyar a cinco huelguistas del hambre de la sección sindical de la Escuela Nacional Superior de lobras públicas (ENSTP), Mourad Tchiko fue cogido brutalmente y, con las manos atadas, fue conducido a la fuerza por la policía a la comisaría de Kouba.

CISA pide la inmediata liberación de Mourad Tchiko y se levanta con fuerza contra los métodos brutales, los abusos y la denegación de derecho de lo que hacen prueba las autoridades argelinas, con el fin de intentar detener la rebelión que va creciendo en la población. En el momento en que el régimen anuncia el levantamiento del estado de urgencia en vigor desde 1992, la detención de Mourad Tchiko es inaceptable e injustificable: pone de manifiesto que la represión, la privación de las libertades y los obstáculos al ejercicio de los derechos fundamentales siguen prevaleciendo en Argelia.

A la hora en que, en todo el mundo árabe, el pueblo se levanta contra los déspotas, Argelia no es un “caso a parte”. Su propio déspota no es tan visible como Ben Ali, Moubarak o Kadhafi, pero todos los argelinos lo conocen bien. No se trata del Presidente de la República Abdelaziz Bouteflika, simple marioneta desde 1999 de la fachada “democrática” del régimen, sinopero del comandante general Mohammed “Tewfik” Médiène y del sistema de poder orwelliano del cual es, con otros, el que manda. Desde septiembre de 1990, el general Tewfik es el jefe de la DRS. - la policía política que dirige en la sombra el país -, ejerciendo una dominio sin equivalente en otras partes, impuesto por el atroz “río de sangre” de las 200.000 víctimas de la “guerra sucia” de los años noventa.

Pero, ante la captación de las riquezas del país por una minoría, las semillas de la rebelión del pueblo levantada por la “hogra” (desprecio) del poder no ham podido ser erradicadas. Y la valiente movilización de los sindicatos autónomos de la función pública, de la que Mourad Tchiko es uno de los símbolos, impone una solidaridad internacional, a la cual CISA se propone contribuir.

Traducción: Equipo de trabajo para el norte de Áftrica de la S. de RR. II. de la CGT

http://www.cisa-solidaritesyndicats-algerie.org//blog/32-articulo32.html


Fuente: http://www.cisa-solidaritesyndicats-algerie.org/spip.php?article32

Archivos Adjuntos

Recomendados

Manifiesto andaluz en Defensa de la Educación

Manifiesto andaluz en Defensa de la Educación NO A LA LOMCE. NO A LOS RECORTES EN EDUCACIÓN VENGAN DE DONDE VENGAN [...]

Se cumplen 100 años del protectorado español en Marruecos

Se cumplen 100 años del protectorado español en Marruecos El 30 marzo de 1912 se firmó el tratado de Fez entre Franc [...]

[Actualizado 15-08-2013] Los bomberos del Infoca aplazan la huelga de hambre

Los bomberos del INFOCA acampados a las puertas de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Sevilla, han [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + nueve ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.