Foto arton2752
Sin comentarios 1194 veces visto

Entrevista a Peter Bouckeart. director de situaciones urgentes de Human Rights Watch (hrw):

ENTREVISTA A PETER BOUCKEART. DIRECTOR DE SITUACIONES URGENTES DE HUMAN RIGHTS WATCH (HRW):

“Muchos presos saharauis afirman haber sufrido graves abusos en su detención”

El periódico argelino El Watan publica una entrevista con Peter Bouckeart, de HRW, que estuvo los días posteriores al desmantelamiento del campamento Gdeim Izik. Aunque sus posiciones son muy prudentes y mediatizadas por el ministerio del interior marroquí, revelan el sufrimiento y la opresión del pueblo saharaui

Llegado a la ciudad de EL Ayoun cuatro días después del desmantelamiento violento del campo Gdeim Izik, el enviado de la ONG americana, Human Rights Watch, Peter Bouckeart, nos entrega su testimonio en esta entrevista.

.- Estaba en la ciudad de EL Ayoun algunos días después del asalto dado contra el campo de Gdeim Izik. ¿Puede describirnos la situación humanitaria durante su misión en esta región?

Es necesario destacar en primer lugar que mi misión se retrasó un día, ya que las autoridades marroquíes se negaron a dejarme subir en el avión hacia EL Ayoun. Sólo después de ásperas discusiones que fui autorizado, el viernes 12 de noviembre, y permanecí allí hasta el martes 16 de noviembre. Una vez que las autoridades marroquíes acordaron nuestra visita, no obstaculizaron nuestro trabajo en EL Ayoun y pudimos desplazarnos libremente, visitar el campo y el hospital civil, interrogar los testigos y las víctimas y encontrarnos con el wali (gobernador).

La situación en EL Ayoun sigue siendo muy tensa, y numerosos saharauis siguen teniendo miedo de una detención, en particular los militantes saharauis. Pero los ataques contra las casas de civiles saharauis por las fuerzas de seguridad marroquíes cesaron a partir del miércoles 10 de noviembre. La situación se ha calmado en relación a los dos días que siguieron al desmantelamiento del campo de Gdeim Izik. Nuestra investigación ha confirmado dos muertes entre los civiles en los acontecimientos de lunes 8 de noviembre, y no hemos encontrado ninguna prueba para apoyar el balance avanzado por el Frente Polisario que habla de 36 civiles o más muertos durante los enfrentamientos violentos.

.- ¿Se puede hablar de un alto-el-fuego impuesto por las fuerzas del orden marroquíes inmediatamente después de los acontecimientos? y ¿cómo se comporta la policía marroquí con la población saharaui?

Nuestra investigación no ha encontrado pruebas de utilización de armas de fuego en el cierre del campo de Gdeim Izik por las fuerzas de seguridad. Pero hicieron un uso desproporcionado de gases lacrimógenos, y algunos saharauis fueron golpeados y detenidos en el campamento, pero no hemos comprobado la utilización de armas de fuego.

.- ¿Puede afirmarnos que las fuerzas marroquíes han torturado ciudadanos saharauis tras el asalto del 8 de noviembre?

Sabemos que al menos se presentaron 100 saharauis han sido presentados ante el juez civil en EL Ayoun y que al menos 7 u 8 han sido transferidos a Rabat ante un tribunal militar. Muchos otrops han sido liberados sin ser procesados. Hemos hablado con siete personas que habían sido detenidas, y la mayoría ha afirmado haber sufrido graves abusos en su detención, incluidas palizas, hasta el punto de perder la conciencia, amenazas de violación e incluso se han orinado sobre ellos, han declarado.

.- ¿La represión afectó solamente a jóvenes manifestantes o también cayó sobre los niños, las mujeres y las personas mayores?

Pudimos entrevistar a dos mujeres que habían sido detenidas y que igualmente habían sido golpeadas y maltratadas.

.-¿Los heridos han sido atendidos en los hospitales de EL Ayoun?

El día 8 de noviembre, las fuerzas de seguridad marroquíes bloquearon el acceso al hospital principal y pegaron a los saharauis heridos e incluso a los conductores de taxi marroquíes que intentaron penetrar en el hospital. La mayoría de los heridos nunca han ido al hospital por miedo a ser detenidos, y algunos, que fueron al hospital, no fueron atendidos y no recibieron atención médica.

.- El balance de los acontecimientos es objeto de una polémica entre las autoridades marroquíes y el Frente Polisario. ¿Se puede avanzar un balance definitivo de estos acontecimientos?

Desgraciadamente constatamos la controversia sobre el número de muertos. No he encontrado indicios para reforzar la información avanzada por el Frente Polisario según la cual habían muerto 36 personas o más, y no me he entrevistado con ninguna organización saharaui en EL Ayoun. Por otra parte, las alegaciones de Marruecos diciendo que ninguna infracción se cometió por sus fuerzas de seguridad no son tampoco exactas. Como lo certificamos, ha habido graves abusos.
No hay un informe definitivo de lo que ha pasado en EL Ayoun, pero queda claro que algunas de las informaciones que circulan actualmente son inexactas. Creemos importante que el libre acceso a EL Ayoun sea autorizado para poder establecer una visión real sobre lo que pasó y profundizar en las investigaciones sobre los abusos cometidos.

.- ¿Por qué, a vuestro modo de ver, las autoridades marroquíes han rechazado el acceso a la ciudad de EL Ayoun a los periodistas, a las ONG así como a los parlamentarios europeos? ¿Se puede hablar de una represión a puerta cerrada?

Deploramos el hecho de que las autoridades marroquíes sigan rechazando a numerosos periodistas extranjeros el acceso a EL Ayoun, y los exhortamos de permitir a todos los periodistas locales e internacionales entrar en esta ciudad y dejarles trabajar libremente. Las autoridades marroquíes niegan que sean responsables de la prohibición de acceso a EL Ayoun a los periodistas y otros militantes de ONG, afirmando que se trata de un problema técnico con Royal Air Maroc, pero no es claramente la verdad. Son las autoridades marroquíes las que impiden a los periodistas y a Human Rights Watch entrar en EL Ayoun, y Royal Air Maroc es cómplice de esta política permitiendo a las autoridades marroquíes poner prohibiciones a los periodistas extranjeros y locales a través de sus billetes de avión. Es inaceptable que Royal Air Maroc coopere con la censura.

Usted ha llamado con urgencia “a una presencia de una misión de la ONU dotada con competencias en cuanto a derechos humanos”. ¿Eso quiere decir que los derechos humanos se violan seriamente en EL Ayoun?

La Minurso es una misión de mantenimiento de la paz de la ONU que no tiene una competencia ampliada a la cuestión de los derechos humanos. Creemos que la Minurso debería dotarse con un fuerte componente en cuanto a derechos humanos, de supervisar y redactar informes sobre las violaciones de los derechos humanos cometidas en el Sahara occidental. En el debate del martes pasado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el embajador de Uganda y de otros se quejaron de la falta de información disponible desde la Minurso con respecto a la situación de los derechos humanos en EL Ayoun, y eso habría podido corregirse si la Minurso tuviera observadores de los derechos humanos. Eso nos habría permitido evitar toda la controversia sobre el número de muertes y sobre la situación real de los derechos humanos en EL Ayoun si esta fuerza de la ONU tuviera una competencia de vigilancia de los derechos de la persona humana.

¿- Es que ha tenido encuentros con activistas saharauis y responsables marroquíes y cuál ha sido el contenido de los debates?

Sí, pude entrevistarme con varios militantes saharauis, así como algunas organizaciones marroquíes de derechos humanos. Estuve también con el wali (gobernador) de EL Ayoun, así como con representantes del Ministerio de Interior marroquí. Con las organizaciones saharauis y marroquíes de derechos humanos, comparamos la información y no encontramos grandes zonas de desacuerdo. Con los responsables marroquíes, puse nuestras conclusiones a su disposición sobre los abusos sobre los presos, y la utilización de balas reales. Se comprometieron a investigar e informar a Human Rights Watch.

.-¿ Cómo su organización juzga la actitud de la ONU con relación a lo que acaba de pasar en la ciudad de EL Ayoun? ¿ Es favorable al envío de una comisión de investigación?

Pensamos que la ONU puede desempeñar un papel más constructivo en la situación en el Sahara occidental, proporcionando información más precisa a la comunidad internacional sobre la situación, lo que requiere una vigilancia de los derechos humanos. La comunidad internacional sólo puede actuar sobre la situación en el Sahara occidental si recibe información exacta y creíble. Desgraciadamente, esta información no está inmediatamente disponible todavía, debido, esencialmente, a la actitud de Marruecos que impide a menudo a los periodistas - los Españoles especialmente - viajar al Sahara occidental dónde la situación es difícil. Somos favorables a una misión de investigación de la ONU. Una comisión de investigación se reserva para los casos más graves de violaciones de los derechos humanos, pensamos pues que una misión para informar de los hechos sería conveniente.

Hacen Ouali
Traducción. Equipo de trabajo para el Norte de África de la S. de RR.II. de la CGT

Recomendados

Los habitantes de los « bidonvilles » de Mohamedia en lucha por una vivienda digna

A pesar de la represión (las 6 personas de la comisión negociadora en prisión), continúan las movilizaciones Desaf [...]

Entrevista a Peter Bouckeart. director de situaciones urgentes de Human Rights Watch (hrw):

ENTREVISTA A PETER BOUCKEART. DIRECTOR DE SITUACIONES URGENTES DE HUMAN RIGHTS WATCH (HRW): “Muchos presos saharauis [...]

CGT impugna el convenio por la doble escala salarial de la antigüedad

Mientras unos se duermen en los laureles, miran para otro lado o se dedican a insuflar miedo a todos los trabajadores de [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es seis + ocho ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.