Foto arton2603
Sin comentarios 1535 veces visto

Informe jurídico del Grupo 17 de Marzo sobre el desarrollo de la huelga general del 29-S en Sevilla

El 29 de septiembre de 2010 se convocó huelga general en el estado español, el presente informe viene a reflejar las observaciones de tres miembros del Grupo 17 de Marzo que acompañaron en calidad de observadores a dichos piquetes convocados por diferentes sindicatos (SAT, CTA, UGT y CGT fundamentalmente).

Los observadores de dichos piquetes que se identificaron como tal ante los miembros de la Policía Nacional observaron diferentes irregularidades consistentes en posibles vulneraciones de derechos colectivos e individuales.

ANTECEDENTES: Los piquetes como parte esencial del derecho a huelga

El Tribunal Constitucional no sólo ha confirmado en numerosas ocasiones la legalidad de los piquetes, sino que ha señalado que el núcleo esencial del derecho de huelga incluye el derecho a que estos piquetes desarrollen su labor dentro del marco de la legalidad. El derecho de huelga reconocido en el art. 28.2 CE incluye «el derecho de difusión e información sobre la misma» e «implica el derecho a requerir de otros la adhesión a la huelga y a participar, dentro del marco legal, en acciones conjuntas dirigidas a tal fin» , o encaminadas no sólo a «la publicidad del hecho mismo de la huelga, sino también de sus circunstancias o de los obstáculos que se oponen a su desarrollo, a los efectos de exponer la propia postura, recabar la solidaridad de terceros o superar la oposición», integrándose en el contenido esencial de dicho derecho de huelga el derecho a «difundirla y a hacer publicidad de la misma». Se trata de un derecho fundamental que goza del mayor grado de protección constitucional posible, con mayor rango jurídico –sin ningún lugar a dudas- que el derecho al trabajo. Como expone la doctrina del Tribunal Constitucional ,el «requerimiento pacífico a seguir la huelga» forma parte del derecho que proclama el art. 28.2 CE. Además, hay determinados aspectos que lindan con otro derecho fundamental: el derecho a la libertad de expresión consagrado en el artículo 20.1 de la CE.1

HECHOS OBSERVADOS

1.- Piquetes en Hotel Hesperia-Sevilla (SAT), 0:00 horas

No existió intervención policial y el piquete se desarrolló con total normalidad cumpliéndose únicamente con los servicios mínimos.

2.- Piquetes en Correos (CGT-Andalucía), 4:00 horas

Aunque el piquete se desarrolló con normalidad, existía una desproporción manifiesta entre el número de agentes de Policía Nacional y los piqueteros. Se produjeron denuncias por pintadas en un muro de un solar abandonado. Se pudo observar que la labor de los piquetes era constantemente obstruida por la policía, al limitarse ésta a abrir pasillos de entrada a los trabajadores que no quisieron ejercer su derecho a huelga, sin posibilidad de informarles de los motivos de la huelga. Se limitó por parte de la Policía Nacional el ejercicio del derecho fundamental de huelga.

3.- Piquetes en Carrefour-San Pablo (SAT), 5:00 horas

El piquete informativo del Carrefour San Pablo comenzó a las 5.00 h. Lo integraban entre 35 y 40 personas, entre trabajadoras del centro y sindicalistas del Sindicatos Andaluz de Trabajadores.

A las 6.30 aproximadamente apareció frente a la puerta una furgoneta de la policía nacional de la que se bajaron al menos cuatro agentes. Llevaban en la mano "los lanza pelotas" y  en posición de ataque  comenzaron a avanzar hacia el grupo del piquete de  sindicalistas que se encontraban en la puerta principal haciendo la labor informativa de las pocas personas que accedía a esa hora al centro de trabajo. La posición era claramente para comenzar una carga policial.

Dos asesores jurídicos que acompañaba al piquete avanzaron hacia ellos con el fin de llevar a cabo una mediación y evitar la carga. Se explicó que era un piquete informativo integrado por las trabajadoras del centro con el apoyo del Sindicato y que se estaba ejerciendo el derecho a la información sobre los motivos de la huelga dentro del marco de legalidad. Los agentes tomaron los datos de una de los mediadores y ser retiraron. Fue desproporcionado el despliegue policial y obstruccionista en la labor de los piquetes.

4.- Piquetes en el Rectorado de la Universidad de Sevilla (SAT, CGT, CTA y UGT), 8:00 horas

Aproximadamente a las 6.30 el comité intersindical de la Universidad de Sevilla llevó a acabo el cierre simbólico de las puertas principales del edificio del Rectorado utilizando vallas de obras. Una de las puertas quedó abierta como servicios mínimos
La primera carga policial se produjo en torno a las 7.00 h dentro del recinto Universitario donde accedió la policía nacional para evitar que se cerraran simbólicamente estas puertas. Resaltar aquí que en este momento no estaban defendiendo el derecho al trabajo de ningún trabajador que estuviera accediendo al centro de trabajo. Simplemente la carga policial tenía como objetivo impedir el cerramiento de una de las puertas auxiliares del campus.

La segunda carga policía se produjo cuando una profesora en torno a las 7.20 quiso ejercer su derecho al trabajo entrando en el edificio a través de una de las puertas valladas simbólicamente, en lugar de la puerta habilitada como servicios mínimos. La Policía nacional golpearon la valla que cerraba la puerta con la intención de entrar en el recinto Universitario. Varios integrantes del piquete informativo sostuvo la valla e intento evitar la entrada de los agentes de la policía nacional en el recinto universitario. Al menos 7 agentes derribaron la valla y cargaron con violencia desproporcionada persiguiendo a los sindicalistas dentro del recinto universitario

La tercera carga policial se produjo en torno a las 9.45 también dentro del recinto universitario. Los sindicalistas realizaron una sentada simbólica para impedir el paso a un trabajador que pretendía acceder al edificio por este lugar y no por la puerta de servicios mínimos. La acción de obstrucción de los sindicalistas consistió en sentarse en el suelo frente a la puerta, no obstante el acceso no estaba totalmente bloqueado y  la zona de césped aun era accesible la entrada La policía llevo a cabo otra nueva carga policial, aun más desproporcionada y virulenta que las anteriores si cabe, con el fin de abrir paso al trabajador

El piquete informativo duró en torno a 3 horas y consistió en el reparto de octavillas e información sobre los motivos de la Huelga General así como información sobre la reforma laboral. La Policía no actúo únicamente a  requerimiento de los pocos trabajadores que quería ejercer su derecho a trabajar accediendo al centro, si no que actúo por voluntad propia impidiendo el ejercicio del derecho a la información. La policía rebartió la información de los sindicalistas y empujó, insultó y agarró a los piqueteros a los que acompañaban octavilla en mano hasta las puertas del edificio. Esta labor de contra-piquete de la policía nacional duró las tres horas y en todo momento se desarrolló dentro del campus universitario.

En resumen la Policía Nacional (Grupo Hércules) impedía sistemáticamente que los piquetes pudieran informar a la minoría de trabajadores y estudiantes que quería acceder al recinto. El jefe de la unidad incluso dobló la mano a un piquetero que conversaba con una estudiante que quería entrar.

Estos miembros, que no pertenecen a la UIP, en ningún momento quisieron negociar con los sindicatos, limitándose a efectuar cargas (al menos 3), la mayoría de ellas dentro del recinto universitario, en la que resultaron heridos al menos 8 sindicalistas. Finalmente volvieron a entrar dentro del recinto y detuvieron a un afiliado al SAT, a quien se imputa atentado contra la autoridad. En el exterior disuadían la llegada de más sindicalistas con la imposición de multas contra el orden público, así como mediante la identificación masiva e injustificada de sindicalistas. Durante esta actuación se observaron las siguientes irregularidades:

Incumplimiento de lo dispuesto en los apartados Primero y Segundo de la Instrucción 13/2007, de la Secretaría de Estado de Seguridad, relativa al uso del número de identificación personal en la uniformidad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. A este respecto se diferencian tres modos de incumplimiento:

a) los agentes actuantes no iban provistos de dichas placas identificativas

b) los agentes actuantes ocultaban la placa con otras prendas de ropa tipo abrigos impermeables

c) los agentes actuantes mostraban la placa del revés, dificultando sobremanera la lectura de dicho número identificativo

Incumplimiento de lo dispuesto en el apartado Primero (OPORTUNIDAD DE LA PRÁCTICA DE LA DETENCIÓN) de la INSTRUCCIÓN 12/2007, DE LA SECRETARIA DE ESTADO DE SEGURIDAD SOBRE LOS COMPORTAMIENTOS EXIGIDOS A LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO PARA GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS DETENIDAS O BAJO CUSTODIA POLICIAL

Se produjo una detención desproporcionada (vulnerando el apartado 1) en tanto en cuanto se limitó el derecho a la libertad de una persona con el único objeto de amedrentar a los piquetes y no porque concurriera ninguna causa legal para la misma. De hecho, su puesta en libertad resultó inmediata tras comparecer en sede judicial.

Así mismo la detención se realizó durante la actuación sindical del piquete en pleno ejercicio del derecho fundamental de huelga, dentro del recinto universitario, sin existir peligrosidad alguna y sin necesidad de actuación urgente, por lo que no concurría ninguno de los requisitos exigidos por el apartado 2.

Tampoco se identificaron los actuantes en la detención, por lo que de igual manera se vulneró lo dispuesto en el apartado 3.

El empleo de la violencia fue desproporcionado (en contra de lo que dispone el apartado 4) y se obvió la mínima lesividad para el detenido a la vista de su conducción al vehículo policial y su posterior entrada al mismo. Y ello a que en ningún momento se opuso por el mismo la más mínima resistencia o renuncia a cumplir las órdenes policiales.
 
 Incumplimiento de lo dispuesto en el apartado Séptimo (EL EMPLEO DE LA FUERZA EN LA DETENCIÓN) de la INSTRUCCIÓN 12/2007, DE LA SECRETARIA DE ESTADO DE SEGURIDAD SOBRE LOS COMPORTAMIENTOS EXIGIDOS A LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO PARA GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS DETENIDAS O BAJO CUSTODIA POLICIAL

Se vulneró lo dispuesto en el apartado 2, en tanto en cuanto los agentes actuantes no se identificaron, no dieron a conocer la legitimidad de su presencia y utilizaron la fuerza sin resultar esta necesaria ni observar los principios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad.

Incumplimiento de lo dispuesto en el apartado Noveno (INMOVILIZACIÓN DEL DETENIDO, EL ESPOSAMIENTO) de la INSTRUCCIÓN 12/2007, DE LA SECRETARIA DE ESTADO DE SEGURIDAD SOBRE LOS COMPORTAMIENTOS EXIGIDOS A LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO PARA GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS DETENIDAS O BAJO CUSTODIA POLICIAL

El esposamiento se llevó a cabo antes del cacheo del detenido y situando las manos por delante, no respetando por tanto lo dispuesto por el apartado 2. Así mismo se observó entumecimiento en las muñecas del detenido tras retirársele las esposas en sede judicial, lo que demuestra la vulneración del apartado 3 que refiere la evitación del sufrimiento innecesario.

 
El Grupo 17 de marzo El Grupo 17 de Marzo ha solicitado por escrito al Rector de la Universidad información sobre si él autorizó dicha entrada, si ésto no fuera así esta actuación podría ser denunciada ante los Tribunales.

CONCLUSIONES DEL INFORME

Vulneración del derecho a huelga, libertad de expresión y desproporción en la actuación policial:

Los miembros del Grupo 17 de marzo, que estuvieron allí en ningún momento observaron una actitud provocativa, rotura de mobiliario urbano y atentados contra la autoridad. Los piquetes que se realizaron y estuvieron presentes eran totalmente lícitos. Por lo que resulta extraño la imputación a uno de los sindicalistas detenidos.

Por parte de los manifestantes hay al menos 4 partes de lesiones acreditados, consistentes en contusiones por los golpes. Según grabaciones vistas con posterioridad, la policía actuó de manera desproporcionada golpeando con sus defensas y ensañándose con los sindicalistas.

Se realizaron múltiples identificaciones de los piquetes, llegando en algunos casos a comunicarles que serían objetos de multas administrativas. El ejercicio del derecho a huelga no puede conllevar sanciones de ningún tipo.
Es de reseñar que muchos de los policías que no pertenecían a las unidades de UIP no llevaban el número de identificación, lo llevaban oculto por la ropa o lo llevaban al revés, incumpliendo la Instrucción 13/2007.

Se concluye que existió un incumplimiento sistemático de lo dispuesto por la Instrucción 12/2007 en cuanto se refiere al empleo de la fuerza, valoración de contexto, oportunidad de la detención y esposamiento.

Todos estos hechos hacen concluir que conculca pues directamente el derecho reconocido en el artículo 28.2 de la Constitución Española, al hacerlo impracticable y despojarlo de su necesaria protección.

- Web del Grupo 17 de Marzo

Fuente: http://www.17demarzo.org/php/ver_noticia.php?id=135

Recomendados

Viernes 12 de abril: Concentración en Sevilla "En Defensa del Empleo Público y por un Ferrocarril Público y Social"

Este viernes 12 de abril CGT convoca una concentración en el exterior de la estación de Santa Justa a las 10:30 horas En [...]

CGT apoya la acampada del profesorado interino ante el parlamento andaluz en defensa de la educación pública

CGT considera que el principal problema que aqueja en estos momentos al sistema educativo público andaluz es la drástica [...]

Los Merinales, esclavos sin huella

El pasado 18 de julio, LXXIV aniversario del golpe que desató la Guerra Civil, Arístides Pedraza y su compañera se citar [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + tres ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.