Foto arton5894
Sin comentarios 304 veces visto

Las Aletas será la extensión natural y "necesaria" del puerto de Cádiz

Por primera vez, el proyecto de Las Aletas fue desgranado ayer por técnicos y no por políticos. Ocurrió en Puerto Real, en el marco de unas jornadas organizadas por la nueva plataforma ciudadana en defensa de este proyecto, con Guillermo Cervera como portavoz. En el acto se dieron cita representantes de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA), como Manuel García Guirado, director de Áreas Logísticas y Transportes; y Guillermo Vilana, jefe del Departamento de Planificación y Desarrollo del Transporte; de Puertos del Estado, con Miguel Hernández del Campo, jefe del departamento de proyectos de Tragsatec; Raquel Boy, responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC); Francisco Piniella, coordinador del Grado de Náutica de la Universidad de Cádiz (UCA); del Consorcio Aletas; y Antonio Romero, alcalde del Ayuntamiento de Puerto Real, además de representantes de CCOO y UGT entre el público.

Ayer se extrajeron varias conclusiones. En primer lugar, el reconocimiento de errores pasados (especialmente por parte de los dos representantes de la EPPA). El peso de las sentencias judiciales emanadas del Tribunal Supremo (TS) y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han servido "para aprender de los fallos", admitieron. Pero, claro, eso ha provocado pérdida de tiempo "que ahora hay que recuperar".

Pero la gran conclusión con la que ayer hubo casi unanimidad fue que, desde ahora, Las Aletas ya no será más un polígono industrial. Desde que se aprobó la nueva reserva demanial (que marca los límites sobre los que se puede actuar sin afectar al Dominio Público-Marítimo Terrestre, DPMT), el equipo técnico de la Junta de Andalucía y del Estado han trabajado desde una base: esas mismas sentencias judiciales hacen inviable el uso inicial previsto para las 527 hectáreas. Por eso desapareció de los planes de desarrollo el parque tecnológico y por eso se ha duplicado el área medioambiental.

Y también por eso, el equipo técnico concluyó que la vía de escape, quizás la única, para hacer realidad lo pretendido es mediante el uso logístico. "La logística es ahora la razón de ser del proyecto, como motor de desarrollo para atraer industrias y crear empleo y como estrategia complementaria del desarrollo del puerto de Cádiz y de la nueva terminal de contenedores".

Eso sí, el nuevo proyecto va a tardar, y así lo expusieron los ponentes. Ahora, el equipo técnico trabaja en el desarrollo urbanístico de las dos partes en las que ha quedado dividido el suelo de Las Aletas: el suelo patrimonial, donde se desarrollará el área logística ligada al tráfico de mercancías e intermodal; y la zona medioambiental. "Pero esto que nadie crea que estará de hoy para mañana; tardaremos meses pero trabajamos cada día", añadieron.

Hubo dos contrapuntos. El primero, por parte de Francisco Piniella (que dejó claro que su opinión no era la de la UCA, sino la suya propia). Tiró de informes oficiales y datos para, básicamente, exponer ante el auditorio que hay que ser cuidadoso a la hora de invertir dinero público en infraestructuras cuyo desarrollo pueda no ser el deseado. Así, especificó que, si Las Aletas está llamada a ser una gran aglutinadora de empresas de logística y de tráfico de mercancías, habría que tener en cuenta que existe una red mundial de puertos (pocos) que hacen esas funciones, intercambiar millones de toneladas de mercancías. Y, "desgraciadamente, queramos o no", aseguró, el puerto de Cádiz y la futura terminal de contenedores, en su opinión, no cumplirán con los requisitos mínimos para hacer de Cádiz uno de esos puertos, por tráfico y por calado.

Este argumento fue rápidamente rebatido por la representante de la Autoridad Portuaria, que además ofreció datos de la importancia económica que la actividad del puerto tiene para la provincia.

El otro argumento en contra vino, como era de esperar, por parte del alcalde de Puerto Real que, conscientemente, obvió del debate ambiental. "Si se trata de construir infraestructuras con dinero público para crear empleo, que se abra el debate; pero gastar dinero de los ciudadanos en infraestructuras solo por el hecho de crearlas, ahí decimos que no", finalizó.

Galeria

Recomendados

Lucha de los extrabajadores de Delphi: concentración ante la antigua fábrica y corte de carreteras

Hoy, día 16, la Policía ha disuelto una concentración de los ex trabajadores de Delphi frente a la antigua factoría Los [...]

Un callejero ajeno a la tragedia

Lugares como la Gavidia y la Ranilla serán señalizados para recordar a las víctimas del franquismo. Calles, plazas o a [...]

Anarquismo en Egipto, entrevista en la plaza Tahrir

Tras la masiva participación del domingo día 30 de junio en la que participaron 33 millones de personas pidiendo la dimi [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es seis + siete ?