Foto arton5957
Sin comentarios 797 veces visto

La familia del militante anarquista P.M.P. fusilado por los franquistas en el cementerio de La Soledad en 1938 solicita al alcalde de Huelva la exhumación de los restos

La ejecución de sentencia se produjo, según consta en el expediente
judicial-penitenciario, el 10 de febrero de 1938 a las seis y media de la
mañana en las inmediaciones del cementerio de La Soledad. El fusilamiento
es descrito exactamente en toda su extensión y, firmada la diligencia por
el forense Eduardo Fernández, se procede a su identificación inequívoca y
posterior enterramiento en el lugar. En la diligencia, que obra en poder
de la familia se hace constar exactamente que: ?el cadáver del paisano P. M.
P. ha sido inhumado en el cementerio de esta capital, en fosa común del
Patio Segundo del sector San Marcos . Y ubica, mediante medición con
referencias exactas, el lugar del enterramiento.

La familia del militante anarquista solicita al alcalde de Huelva que
antes de proceder a la exhumación de los restos se realicen los trabajos de
protección, delimitación, identificación y cata que verifiquen la
existencia de la fosa o fosas.

Según las asociaciones memorialistas y diversos trabajos de investigación,
entrevistas y declaraciones de los distintos enterradores que han
trabajado en el cementerio desde 1936 hasta hoy, La Soledad alberga una gran fosa (o
fosas) donde se calcula que pueden estar los cientos de cadáveres de
personas fusiladas por los fascistas en los meses y años que sucedieron al
Golpe de Estado de Franco y sus generales. La mayor parte de los fusilados
proceden de todos los pueblos de la geografía onubense aunque también hay
víctimas procedentes de otros lugares de España.

El libro-registro de enterramientos municipal da fe de los fusilamientos y
certifica que tan sólo en los seis últimos meses de 1936 cientos de
personas fueron fusiladas en grupos de entre diez y cincuenta, y
posteriormente enterradas en el cementerio. Los fusilamientos continuaron
en los años siguientes al Golpe franquista del 18 de julio de 1936 y las
inscripciones en el Libro-registro de enterramiento se hicieron en la
mayoría de los casos de forma grupal y sin identificar a las víctimas por
escrito en el libro.

Los muros y las puertas exteriores del cementerio aun conservan hoy restos
visibles y daños de estas actividades represivas asesinas.

Galeria

Recomendados

Susana Díaz será citada el 31 de mayo en la comisión de los fondos de formación

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, será citada el próximo 31 de mayo para comparecer en la comisión de investigació [...]

Delegados de la Agencia del Medio Ambiente y Agua de la Junta se encierran en la catedral de Sevilla

Ante el recorte de 18 millones de euros en el presupuesto de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (AMAYA) de la Junta de [...]

Noticias sindicales de Argelia. Represión en Kabilia

El poder argelino mantiene su implacable posición de aplastar cualquier iniciativa de libertad y de actuación autónoma, [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + tres ?