Foto arton4374
Sin comentarios 1569 veces visto

El salto de la valla. Melilla: Donde se pisotean los derechos humanos

La asociación PRODEIN de Melilla acaba de publicar un completo informe sobre las circunstancias que se están produciendo en las vallas de Melilla y territorios cercanos. Su autor, Miguel Zamorano Galán, es el secretario general de CGT en Melilla y a los datos y hechos sobre las vallas, añade sus anotaciones y reflexiones,

El informe de 80 páginas se centra en el salto a la valla producido el 25 de abril de este año y en cómo ha sido gestionado. Tras una introducción que sitúa el carácter específico de la ciudad de Melilla, nos habla de la violencia que sufren los migrantes a un lado y a otro de la valla, especialnmente quienes están atrapados en el Monte Gurugú .

La muerte, el abandono total, el acoso, es el día a día de estos inmigrantes, mientras la UE y el estado español no deja de financiar el trabajo sucio del ejército y la policía marroquí y el reforzamiento de las medidas de seguridad de la valla,. Cada vez más sofisticadas y más costosas. El drama humano no interesa a nadie, al contrario se toman todas las medidas necesarias para agravarlo.

La valla de Melilla tiene 12 kms. de longitud y un coste de 33 millones de euros. Rodea todo el perímetro de la ciudad, incluso adentrándose en el mar. Es una auténtica trampa que, si fuera para cazar animales, estaría prohibida. En el informe se hace una minuciosa descripción técnica de la valla y de sus distintas modificaciones.

El salto del 25 de abril

El informe nos pasa a relatar los hechos ocurridos el 25 de abril cuando se produjo un salto a la valla de unas 100 personas.. Unos 50 migrantes, descalzos, con la ropa desgarrada y las manos destrozadas, consiguen llegar a Melilla, donde la policía les encajona en una calle, frente a un garaje de una casa particular. Unos 20 son introducidos en los furgones y llevados ilegalmente a la frontera para ser expulsados a Marruecos, incumpliendo la legalidad vigente (sin ningún tipo de tramitación, sin supervisión judicial…) mientras el resto se unen por los brazos en actitud de resistencia pacífica.
Se les golpea, se les gasea, hasta que el propietario de garaje les abre y les acoge en su casa.

Unos 30 migrantes, tras las negociaciones habidas, son conducidos al CETI. Unas 70 u 80 personas pudieran haber sido expulsadas de manera ilegal esa noche por la guardia civil, utilizando las pequeñas puertas de servicio de la valla.

Tratado internacional hispano-marroquí

Se pasa a analizar el acuerdo entre España y Marruecos, que entró en vigor el 14 de diciembre de 2012 relativo a la circulación de personas, el tránsito y la readmisión de extranjeros que entran en territorio español de manera ilegal y las consecuencias del último salto que se está utilizando para alarmar a la población y amenazar a los defensors de los derechos humanos y a quines ayudan a estos migrantes, incluso con la cárcel.

Animamos a la lectura completa del informe
https://www.dropbox.com/sh/giq2agt27upp17b/3SKvsDLFR3
Reproducimos las conclusiones del mismo:


Conclusiones

Los fenómenos migratorios son complejos, hay multitud de factores que intervienen en ellos, no puede abordarse la cuestión migratoria desde un punto de vista local, pues supone un parche estéril que provoca más problemas que soluciones. Los organismos internacionales europeos y el gobierno de España destinan millones de euros en tratar de contener a las personas migrantes que intentan acceder a Europa a través de nuestras fronteras, pero la clandestinidad forzosa da pie a situaciones indeseables tales como la proliferación de mafias, redes de trata de blancas, corrupción, nuevas formas de esclavitud moderna, desamparo social, marginación y economía sumergida.

Las personas que acceden a Melilla desde el África Negra o Asia no pretenden quedarse en la Ciudad Autónoma, Melilla es un trampolín para alcanzar Europa, no un destino, si no se les retuviese no se quedarían en la ciudad, ni por supuesto en sus aledaños. España hace el trabajo sucio a Europa.

La violencia ejercida sobre estas personas en situación de desamparo no puede consentirse, ni tampoco su entrega sin garantías a Marruecos, donde el trato que reciben es absolutamente degradante, generalizándose las agresiones y consecutivamente abandono en zonas lindantes con la frontera de Argelia, o montes de los alrededores de Melilla, lugares donde también sufren este tipo de persecuciones y malos tratos. Las expulsiones ilegales que presuntamente ejecutan miembros de la Guardia Civil, funcionarios públicos que deben actuar en el marco legal, constitucional y respetando los Derechos Humanos, presumiblemente bajo orden de sus superiores que a su vez actuarían bajo presiones de Delegación del Gobierno y/o del Ministerio del Interior, tienen que terminar, y no pueden quedar impunes. Si estas prácticas deleznables se llegaran a legalizar de un modo nítido y reglado, es preciso que exista no sólo vías de comunicación y tramitación entre España y Marruecos, sino la garantía de que estas personas desfavorecidas no verán vulnerados sus derechos fundamentales

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT

Galeria

Archivos Adjuntos

Recomendados

Microbiografía de Francisco Rodríguez González (Bornos)

Rodríguez González, Francisco Autor/a: Fernando Romero Romero Francisco Rodríguez González, a quien apodaban Frasco [...]

Presentación del libro: "Del Rojo al Negro: República, Guerra Civil y represión en El Gastor, 1931-1946"

Mañana 3 de Noviembre a las 19:00 horas se presenta en la Diputación de Cádiz el libro de Fernando Romero y P epa Z [...]

XIV Marcha del Silencio. Rota, 2015.

La Marcha del Silencio, a lo largo de sus años de andadura, se ha movido entre el recuerdo y denuncia. Recuerdo de las v [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es cinco + seis ?