Foto arton3126
Sin comentarios 897 veces visto

Barricada de Papel nº 6

{EDITORIAL:}

{Vamos despacio porque vamos lejos}

{“La fuerza de los pueblos como motor de cambio es arrolladora. Sólo se tienen que dar las circunstancias necesarias para que lo que parecía inimaginable se vea superado por la realidad en apenas unos meses. No es fácil que ni el mismísimo Robespierre se imaginara lo que estaba a punto de suceder en Francia la víspera de que se produjera la toma de la Bastilla”. }

La cita con la que se abre este editorial es copia exacta del arranque del editorial del número anterior de Barricada de Papel. En abril nos referíamos a lo que había sucedido en Islandia y a lo que estaba sucediendo en los países árabes. Era abril de 2011 y muy pocos, por no decir nadie, se podía imaginar lo que estaba a punto de suceder en nuestro país. Solo un mes más tarde la manifestación del 15 M, convocada por Democracia Real Ya, un grupo casi desconocido, entre el desprecio y el ninguneo de los medios oficiales, iba a echar a rodar una pequeña bola de nieve que no ha parado de crecer desde entonces y que el pasado 19 de junio irrumpió con fuerza en la realidad de este país.

Ha sido un mes intenso, plagado de interrogantes, riesgos y trampas que se han sabido superar con habilidad y que ha modificado de arriba a abajo y en profundidad la realidad y, sobre todo, que ha permitido renacer la esperanza y la confianza en que es posible un cambio radical de la realidad económica, social y política de España.

Los mismos convocantes de aquella primera manifestación se vieron desbordados por el éxito de la respuesta y por el activismo de un grupo de jóvenes que decidió prolongar aquella primera jornada con un intento de acampada en Sol. Fueron duramente reprimidos por la policía. La represión fue el combustible que hizo que todo se comenzara a desbordar. La acampada de Sol creció de forma sorprendente y se desparramó por todo el país que fue viendo como las tiendas de campaña ocupaban las plazas y como las plazas tomaban el espíritu original de las ágoras griegas, la cuna de la democracia.

Los poderes políticos, económicos y mediáticos se han visto sorprendidos y descolocados. Han utilizado todas las armas y las argucias que conocen: primero el vacio, luego una primera fase de comprensión paternalista, más adelante la crítica soez y de muy bajo nivel (perroflautas), para volver a la represión dura (en esta ocasión en la plaza de Catalunya); y en el último período la intoxicación y la descalificación tratando de acusar a los protagonistas de la “spanish revolution” de algo que han rechazado desde el primer momento: la utilización de medios violentos. A pesar de que hay serios indicios de que los episodios violentos del Parlament de Cataluña fueron orquestados por un honorable conseller cuyo culo olía a pólvora, todos los medios se dedicaron a echar mierda sobre los indignados, sin darles la menor posibilidad de defensa.

Fue realmente vergonzoso y tuvo que ser deprimente para los medios constatar que tantos esfuerzos, tanta manipulación, lejos de hundir al movimiento lo que hizo fue alimentar la bola de nieve y reforzarla hasta desembocar en las manifestaciones del 19 de junio, en las que se pudo movilizar en torno a un millón de ciudadanos (familias enteras que no se creyeron que los indignados fueran violentos ni peligrosos) en el conjunto de las manifestaciones que se organizaron en todo el estado.

Desde el primer momento, algunas organizaciones de la izquierda tradicional han mirado con recelo o han tratado de apropiarse de un modelo de respuesta totalmente nuevo, horizontal y transformador. Nuestro sindicato puede sentirse orgulloso del papel desempeñado hasta el momento: hemos colaborado como organización en todo lo que nos han solicitado, no hemos tenido los problemas que aducen otros para comunicarnos con los verdaderos protagonistas, ni hemos tratado de capitalizar en provecho propio a un movimiento que tenemos que ver con simpatía y con cariño por varios motivos: el primero porque ha sido capaz de sacar a la sociedad de una apatía paralizante (y solo por eso ya valdría la pena darles el apoyo), pero es que además los acuerdos que han tomado y la manera de tomarlos les sitúan en algunos aspectos, aun sin haberlo buscado conscientemente, cerca de la órbita libertaria.

La organización horizontal, la ausencia de líderes carismáticos, la exigencia de participación y las precauciones con los procesos de delegación, el apoyo mutuo, la autogestión, la democracia participativa, la desconfianza en el modelo partitocrático y en las jerarquías en general y, sobre todo, ese objetivo de ir despacio para llegar lejos y para hacerlo todos juntos son conceptos eminentemente libertarios de los que en CGT nos sentimos orgullos porque, además, se han ido decidiendo a través de métodos también libertarios, en las asambleas y por consenso. Sin embargo, sería absurdo empeñarse en ver en el 15M solo estas características; no está claro que sea un movimiento plenamente anticapitalista, nunca ha llamado a la abstención electoral y -aunque la crítica se centra en los sindicatos mayoritarios- el modelo de sindicalismo clásico en el que se incluye la CGT es al menos cuestionado. Quizás podamos aprender algo de ello y quizás el movimiento pueda aprender algo de nosotras, la confluencia entre lo clásico y lo nuevo es quizás el mejor aporte a la lucha común.

A nosotros como sindicato nos toca apoyar (siempre), orientar (cuando lo soliciten) y dar cobertura en aquellos aspectos en los que podamos ser útiles. Por ejemplo, si en las próximas semanas se concreta el deseo de los Indignados de convocar una huelga general en otoño, la CGT debería ofrecer su condición de sindicato implantado en el conjunto del Estado para formalizar y legalizar esa convocatoria, en solitario o con otros sindicatos alternativos. Pero teniendo claro que la convocatoria, aunque se formalice por nuestra organización es la de los indignados, los verdaderos protagonistas de esta primavera libertaria.

Archivos Adjuntos

Recomendados

Informe 3ª reunión negociación convenio de Telefónica

Tal y como dijimos en la mesa de negociación del ERE, en la que la destrucción de empleo supera las expectativas creadas [...]

Informe 4ª reunión ERE en Telefónica

La empresa anuncia que al final de su intervención proporcionará un nuevo plan social, y a continuación da la palabra al [...]

Campaña de apoyo al Sindicalismo Autónomo Argelino

Se ha lanzado una campaña para recoger firmas de denuncia por el cierre de la Casa de los Sindicatos. A los enlace en fr [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es seis + uno ?